¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

27.4.10

Approbaturi te salutant

Divertida historia vista en un buen blog...
Os voy a contar la historia de cuando con cinco compañeros de clase le dejé una nota en latín a una profesora. Una de esas frikadas que surgen, que contribuyen a que tu vida sea por un lado más triste porque fue lo más divertido que hiciste esa semana, y por otro más molona porque te unió a tus compañeros.
El segundo viernes después del último examen del primer cuatrimestre, estábamos esperando las últimas notas que nos faltaban por saber de una asignatura, que se llamaba Historia y Civilización clásicas en sus textos II (romanas); es decir, Latín V, pa entendernos. La profesora nos dijo que colgaría las notas a lo largo de la mañana, así que decidimos ir a mirarlas al salir de la última clase, a las 14. He de decir que sabíamos que estábamos aprobados porque todos habíamos ido a revisiones y sabíamos las notas de nuestros exámenes, pero no la nota final de la asignatura. Cuando salimos y no las vimos, nos acercamos a su despacho y nos encontramos un post-it en la puerta que rezaba algo así como:
Todavía no tengo vuestras notas. Puedo ponerlas el lunes o mandarlas por correo electrónico. Decidme qué preferís.
Como teníamos que responderle, decidimos dejarle una nota al lado de la suya. Aquí es cuando empieza a desvariar la cosa, en parte porque no era como con otras notas, no estábamos nerviosos por si habíamos suspendido:
- Bueno ¿qué le ponemos?
- Las preferimos por correo electrónico ¿no?
- Sí, sí.
- Que lo escriba alguien que tenga buena letra.
- Deberíamos escribirlo en plan guay.
- Es una oración corta y fácil. ¡Deberíamos escribirlo en latín!
- ¡¡¡Deberíamos escribirlo en dísticos elegiacos!!!
Bueno, a tanto no llegamos, afortunadamente. Porque lo divertido de la historia es que seis alumnos de 3º de Filología Clásica tardaron media hora en escribir cuatro líneas en latín. No llevábamos un puto diccionario de latín encima, y sin diccionario… no somos nada.
- Muy bien, ¿cómo dices “correos electrónicos” en latín?
- ¡Electronicae epistulae!
- Pero tendrá que ser en acusativo: ¡electronicas epistulas!
- ¿Y “preferir”? No sabemos.
- Pues ponemos “queremos”: velimus.
- ¿Velimus o volemus?
- ¿Volo no es de la tercera?
- ¿Pero qué más da que esté un poco mal?
- Joder, que si lo ponemos mal nos suspende por no saber escribir bien esta gilipollez xD
- ¿Qué hacéis?
- Oye, ¿tú sabes cómo se dice “queremos” en latín?
- Me voy a casa.
- ¡Noooooo!
La desesperación llegó a tal grado que un compañero terminó llamando a su madre para que lo buscara en el diccionario que tenía en casa. Y todo esto a gritos en el pasillo de los despachos de los profesores.
- Espero que no haya nadie oyendo que no sabemos decir “queremos” en latín.
- Estarán todos comiendo.
- Seguro que nos están escuchando y están riéndose de nosotros.
- Yo creo que todo lo que nosotros cotilleamos sobre ellos, ellos lo cotillean de nosotros, o más…
Finalmente fuimos capaces de construir la frase e incluso de adornarla.
- Deberíamos empezar con “Querida Carmen”. ¿Cómo se dice “querida”?
- μακάριε.
- Eso es griego.
- Ya xD
- Podemos empezar con Ave Carmen, morituri te salutant.
- ¡Sí sí sí!
- ¡No no no! Approbari te salutant.
- ¿Seguro que approbo significa lo mismo en latín que en castellano? ¿No será para decir “aprobar decretos” y cosas así?
- Que sí, que sí.
- Venga, dictadme.
- Ave Carmen, approbari te salutant.
- ¡Un momento! No es approbari, ¡es approbaturi! Porque es morituri te salutant, no moriri.
- Jodeeeeeeeeer…
- No te preocupes, mira, esa erre la conviertes en una te y la i en una u y ni se nota.
- Y ahora tibi gratia damus ¿no? ¿Damus? ¿Damus?
- ¡Agimus!
- Tibi gratia ago… sí, es verdad, es agimus.
- ¡Pero tío!
- ¿Qué pasa ahora?
- ¡Que los romanos no escribían en minúsculas!
- Vete a la mierda.
- ¡Ni separaban las palabras! ¡Ni escribían con boli!
- ¡Vete a la mierda!
Si no recuerdo mal, el texto quedó así:
Ave Carmen, approbaturi te salutant.
Per electronicas epistulas te iudicia mittere nobis volumus.
Tibi gratia agimus.
Hola Carmen, los que van a aprobar te saludan.
Queremos que nos envíes las notas por correo electrónico.
Gracias.
Sí, para eso media hora. Pero una media hora muy divertida.




¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?


Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com o bien seguirme por Twitter

7 comentarios:

  1. Jejeje, muy bueno... ¿y supísteis cuál fue su reacción?

    ResponderEliminar
  2. Muy entrañable, estoy seguro de que a vuestra profesora le alegrásteis la semana.

    ResponderEliminar
  3. Lo mío sí que es triste.
    Solo recuerdo dos cosas de clase de latín:

    1] Cuando la profesora nos explicó que el neutro se usaba para personas o cosas inertes o sin valor, como por ejemplo "scortum, scorti" que significa... (eso os lo dejo como tarea para casa; NSFW).

    2] Una frase que escribimos entre todos: "Nihil tangere mibi ovum dextrum, tan ambidextrum major et peludior est" (o algo así).

    Triste. Tristítimo.

    ResponderEliminar
  4. Tua mater malam burram est (o algo así): Tu manzana es muy rica. Todo el año el cura de latín con la misma broma. Al final se te queda y vas y lo sueltas por ahí, como se puede comprobar.

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, qué ilusión que se difunda mi anécdota ^^

    @Azusa al final nos mandó las notas por correo diciendo que había visto el mensaje y despidiéndose con un "cariñoso saludo" ^^

    ResponderEliminar
  6. No sé como llegué a tu artículo, pero encontré que era divertido y estaba bien escrito... esto es una invitación a que repitas!!

    ResponderEliminar