¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

2.5.07

La batalla de Alesia: Introducción

La batalla o sitio de Alesia (Sept del 52 aC) fue uno de los episodios clave de la Guerra de la Galia, en el que César mostró de forma clara la audacia y el tesón que le habrían de conducir a ser el Primer Hombre de Roma. El sitio de Alesia es considerado uno de las grandes éxitos militares de César e incluso en la actualidad es utilizado como un ejemplo clásico de sitio.

En esta batalla se enfrentaron los ejércitos de la República de Roma, dirigidos por Julio César, contra una confederación de tribus galas bajo el liderazgo de Vercingetórix, de la tribu de los Arvernos. Tuvo como escenario principal el fuerte de la tribu gala de los Mandubios, situado probablemente en la ciudad actual de Alise-Sainte-Reine.

La batalla es descrita en detalle por numerosos autores contemporáneos, incluyendo a César en su célebre "Comentarios a la Guerra de las Galias" (De Bello Gallico). Tras esta batalla, el líder rebelde Vercingetórix fue capturado, y la Galia fue definitivamente asimilada como provincia romana.

Una de las consecuencias principales de esta victoria fue que precipitó el enfrentamiento entre los aristócratas romanos liderados por Pompeyo y el partido popular, personificado por César. El desencadenante de esta nueva guerra civil fue la negativa del Senado romano a otorgar a César los honores por sus victorias en las guerras gálicas.

Por todo lo anterior, Alesia ocupa un capítulo de honor en los Anales de la historia de Roma.


La Batalla de Alesia: Indice

Intro - Quien es quien - Parte I - II - III - IV - V - Video

9 comentarios:

  1. Acepto tu invitación de meneame y te planto un post aunque me hago autoplagio... ;-)
    "Aunque la guerra de las Galias es una historia alucinante, no tiene mucho que ver lo de Alesia y lo de las termópilas. Para empezar, Alesia fue el último episodio de una larga conquista en la que J.Cesar había llevado a cabo inteligentes operaciones militares y políticas(la división de los galos fue uno de sus mejores aliados)diezmando la moral del enemigo. Las legiones romanas, que eran soldados y constructores, levantaron una impresionante fortaleza rodeando Alesia y sitiando a sus defensores y aunque los Galos eran mucho más numerosos(incluso había galos en la retaguardia romanana) estaban desmoralizados, hambrientos y divididos. Todo esto nada pudo contra lo que ha sido el mejor ejercito de la historia, las legiones romanas." Y permiteme recomendarte que leas(si no lo has hecho) "El Druida"... por lo que veo, creo que te gustará.... Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bonita entrada, breve, pero bonita.

    Me uno a la recomendacion del libro,
    me encanto, retrata muy bien el orgullo del lider Galo,...

    ah, esos ritos de la primavera...

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente, he entrado aqui por el morbillo de la peli de 300 y al final he devorado el texto con gran ansia :)
    Enhorabuena, es muy entretenido y facil de leer :D

    Un saludo!

    PD: Ojalá me hubieran contado asi la historia en su momento...

    ResponderEliminar
  4. Hey, el último párrafo de esta misma entrada no está terminado!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los enfrentamientos políticos que se suceden en la Roma del siglo I antes de Cristo hasta que Augusto se hace con el poder de forma definitiva.

    Muy interesante el post, pero echo en falta un poco de "cotilleos palaciegos" de la guerra civil entre César y Pompeyo.
    Por supesto, cada cosa a su tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Hola buenas noches:
    Acabo de descubrir tu blog y me parece una buenisima fuente de información paras que la tfab ajen mis alumnos en el proyecto que he iniciado en Valencia. Te invito a que leas el penúltimo artículo de mi blog donde hay un proyecto educativo que tiene como protagonista Alesia y que hicieras alguna sugerencia si consideras oportuno hacerla y/o alguna referencia en tu blog sobre el concurso. La dirección es www.caesarimperator.blogspot.com
    Gracias
    Txema

    ResponderEliminar
  7. EL LIBRO MUY BUENO .EL DRUIDA DEL CESAR

    ResponderEliminar
  8. buen artículo, felicidades.
    La novela a la que hacéis referencia yo la conozco como "El rey druida", y trata de Vercingétorix y su lucha contra Roma.
    La leí hace años y recuerdo que me gustó

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Me permito poner aquí lo que escribí en mi blog como complemento:

    El enfrentamiento que tuvieron las legiones romanas con los ejércitos de galos en Alesia, en el centro de Francia, se puede comparar con la resistencia numantina en España, si bien en este caso fue mucho más prolongada la lucha (unos veinte años) mientras que en Alesia la victoria de Julio César fue más rápida. El ataque a Numancia, además, se produjo en las décadas centrales del siglo II antes de Cristo, mientras que la batalla de Alesia un siglo más tarde, concretamente en el año 52 antes de Cristo.

    Ya venía César de guerrear en Lugdunum, el actual Lyon, y en Bribacte, algo más al sur de Alesia y al oeste del Ródano medio. El caudillo galo Vercingétorix le había vencido en Gergovia, un oppidum en el centro-este de Francia, aunque César venció al caudillo galo en Avaricum, otro oppidum, actual Bourges, en el centro del país.

    Hay algún otro parecido entre Numancia y Alesia: César estableció un asedio con una doble muralla con soldados alrededor de la plaza fortificada, siendo esta doble fila atacada tanto desde el esterior (galos que venían en socorro de los sitiados) como del interior: los habitantes de Alesia salieron para romper el sitio. No lo consiguieron por ningún medio, teniendo Vercingétorix que rendirse. Los saqueos fueron generalizados, algunas fuentes hablan de que un tercio de la población masculina, entre los nativos, resultó muerta, los tributos fueron impuestos a sangre y fuego. El propio César lo cuenta en De bello Galico (LibroVII).

    Entre la llamada guerra social y las diversas guerras civiles (creo que es un error reducirlas a dos) los conflictos nunca afectaron a la ciudad de Roma: el valle de Toleno, el asedio de Aesernia, la Campania, Apulia y Lucania (todos ellos territorios italianos); el Ponto y Numidia en la "primera guerra civil"; Dirracium, Farsalia, el sitio de Brindisi, Ilerda, Egipto, Tapso, Munda... y no digo todas porque resulta innecesario. Las provincias fueron tomadas por los ambiciosos generales romanos para dirimir sus diferencias. A salvo quedaba la capital del imperio, donde el Senado jugaba cada vez un papel menos relevante, eso sí, salvaguardando los intereses de las clases adineradas.

    He pensado que la lucha entre los republicanos romanos y los partidarios de un poder personal fue para imponer una de las dos fórmulas negativas, pero no era la población menuda la que decidía, sino un grupo cada vez más reducido, aunque a veces tuviese que contar con una población que quería pan, circo y no pagar impuestos.

    ResponderEliminar