¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

9.12.07

La Anábasis de Jenofonte en 5 párrafos

En los albores del S. V aC, Ciro el Joven intentaba usurpar el trono de Persia, propiedad en ese momento de su hermano mayor Artajerjes II. Con tal motivo, contrató un enorme ejército de mercenarios griegos, los famosos 10.000, que con sus pesados escudos de bronce a la espalda se incorporaron al grueso del ejército del usurpador persa.

En ese momento se inicia una de los relatos más célebres de la Antigüedad, la Anábasis, que en griego clásico significa la Expedición al Interior, desde la costa de la actual Turquía hasta lo más profundo de la península de Anatolia.

El contingente griego estaba formado por curtidos ex combatientes de la Guerra del Peloponeso, cuyos oidos estaban llenos de los ecos de los éxitos griegos en las batallas de Platea y Maratón. El viaje estuvo jalonado por múltiples aventuras y vicisitudes, la más determinante de las cuales fue la pírrica victoria en la batalla de Cunaxa, en la profunda Babilonia en el 401 aC, que resultó irrelevante al caer el propio Ciro. Este hecho marcó el fín de la expedición militar como tal. A partir de ese momento, los compañeros persas se cambiaron de bando y engrosaron las filas del enemigo. Los cabecillas griegos, con el general espartano Clearco al frente de ellos, fueron o bien asesinados o bien capturados por encargo del sátrapa persa Tisafernes, con lo cual los 10.000 se encontraron abandonados a su suerte en lo más profundo del Imperio Persa, sin comunicaciones ni suministros de ningún tipo.

En este momento los griegos dan muestra de su espíritu indomable y escogen nuevos jefes y toman la decisión de encaminarse hacia el Norte, dirigiéndose hacia el Mar Negro, con la esperanza de poder así regresar a Grecia evitando los peligros del territorio persa. Uno de los jefes de esta república andante, y que nos legará el inmortal relato de esta expedición, fue Jenofonte.

El camino, plagado de peligros y penurias, finalizó con el famoso grito "Thalassa, Thalassa!!" (El Mar, el Mar!!) cuando por fín vieron a lo lejos el Mar, y con ello la esperanza de encontrar naves mercantes que les devolvieran a casa, tras unos cuantos miles de kilómetros caminados a sus espaldas.

Junto a los Comentarios a la Guerra de las Galias de Julio César, la Anábasis de Jenofonte es una las lecturas más utilizadas en el aprendizaje de las lebguas clásicas.

Texto completo:

Posts relacionados:



La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com

8 comentarios:

  1. Sólo me gustaría añadir un par de cosas: cómo Alejandro los tuvo como modelo durante parte de su periplo, sobretodo al principio donde le servían de guía.

    Por otro lado, y haciendo un poco de vidas paralelas, recordar las aventuras de los almogàvers de Roger de Flor, cuyas aventuras relató Ramon Muntaner, y que en muchos pasajes recuerdan a los 10.000: empezando por su carácter mercenario, el poder como infanteria, la creación de la República Catalana itinerante mediante la Companyia, su cronista, capitanes, geografía de sus aventuras, etc.

    Otro día ya lo cuento más extensamente, ya que fue objeto de mi trabajo de investigación.

    ResponderEliminar
  2. Interesante paralelismo al que habría que dedicar un extenso post!!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por el sitio y el post, me parece perfecto. Y la sugerencia de sila también espero leerla pronto!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el blog, lo sigo hace tiempo y me parece realmente interesante. Y esta historia de los 10.000 es un clásico de lo cambiante que es la historia.

    ResponderEliminar
  5. Genial artículo. Breve y claro. Genial el paralelismo de Sila. Ojalá lo veamos pronto.

    Un saludo desde la potnia.

    http://potnia.wordpress.com

    ResponderEliminar
  6. Recién he conocido esta buena reseña del relato de Jenofonte y es muy interesante el paralelismo que se hace notar. Sólo una aclaración: el número de 10.000 que constantemente se repite sé refiere a los mercenarios que sobrevivieron a la batalla de Cunaxa y emprendieron el regreso. Ver: http://calvimontes.webs.com/ANABASIS.htm

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar