¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

7.2.10

Para todo menos para comer...

... eso es lo que pasaba con la vajilla en la Antigüedad, que se usaba para muchas cosas ... algunas sorprendentes.

Por ejemplo, tenemos el caso de los Ostraca {de donde se deriva el término Ostracismo}, que eran fragmentos de cerámica que tenían una finalidad bastante drástica: Decidir el destierro de algún ciudadano notable de la antigua Atenas. De alguna forma venían a ser como papeletas de voto, sobre las que estaba escrito el nombre del candidato al exilio. Cada ciudadano reunido en la Asamblea decidía con su ostracon quién debía abandonar la ciudad, ya fuera por haber fallado en el cometido de sus funciones, suponer una amenaza a la democracia, etc.


Ostraka, originally uploaded by iphonetographer.

En la foto adjunta teneis 3 ejemplos de ostraca con el nombre de atenienses célebres: Pericles (que finalmente evitó el ostracismo), Cimón (que fue desterrado en el 461 aC), y Arístides (desterrado en el 483 aC).

Otro curioso uso de la cerámica tuvo lugar 4 siglos más tarde, en la Antigua Roma: Los platillos de cerámica como propaganda electoral.

Como ya sabeis, en los últimos años de la República, todo estaba en venta, desde los cargos más sencillos de la administración romana hasta los cargos más excelsos del Cursus Honorum. Sobornos, chantajes y demás maquinaciones eran herramientas frecuentes de quien quería labrarse un futuro político en Roma. Una versión bastante extendida de estas prácticas consistía en ofrecer banquetes públicos {por lo visto tampoco han cambiado tanto las formas de hacer de los políticos}. Para asegurarse que a todos los comensales les quedaba claro quien era el que le estaba llenando la barriga, los avispados directores de campaña de entoces se encargaban de que los platos tuvieran escrito el nombre del candidato en el fondo...


... en este caso veis 2 ejemplos de platos que fueron usados en las elecciones del 63 aC, en las que aparecen nombrados Catón el Joven (candidato a tribuno de la Plebe) y Catilina (optaba a Cónsul).


Así que ya veis todo lo que se puede llegar a hacer con un simple plato de cerámica...



¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com o bien seguirme por Twitter


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.