¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

27.11.08

Sobre la historicidad de Jesús...

Descubro en el blog de Antonio Piñero, de quien ya os hablé hace unos días, el siguiente texto, que por demoledor, no dejará a anadie indiferente...

"Puede afirmarse con toda seguridad que Jesús jamás presentó su misión como la de un salvador universal, ni como la del fundador divino de una religión mística o de misterios. Jesús fue solamente un hombre, un judío, que en curso de su proclamación mesiánica del Reino de Dios como inminente llegó a alcanzar plena conciencia de que era él mismo el encargado de realizar el cumplimiento de las promesas de la alianza de Dios con su pueblo, poniendo fin a la ocupación romana del solar histórico del Reino.

Jesús no subió a Jerusalén para inmolarse voluntariamente en la cruz del martirio a fin de aplacar la ira de Dios por una supuesta culpa original y colectiva de desobediencia de la humanidad, expiar por procuración esa culpa, y redimirla con su pasión y muerte infamante. Este theologumenon irracional y salvaje es la invención fabricada de un visionario desequilibrado que vivió dramáticamente inserto en la bisectriz de dos culturas antagónicas pero sobrepuestas en la contradicción de su propia persona, conocido históricamente como Pablo de Tarso. Este invesosímil presupuesto teológico acabó siendo asumido plenamente por la Iglesia oficial cristiana a partir de la destrucción del Templo de Israel y la captura de Jerusalén por Roma con la desaparición de la Iglesia-madre en el año 70 d.C."

Extracto de:
Gonzalo Puente Ojea, La existencia histórica de Jesús. Las fuentes cristianas y su contexto judío. Siglo XXI de España Editores S. A., Madrid, 2008, 160 pp. ISBN: 978-84-323-1362-2.




¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com
¿Aprender historia y practicar inglés a la vez?

Puedes subscribirte al feed RSS del World History Journal
La historia no es tan sólo cuestión de fechas

Descúbrelo subscribiéndote al feed RSS sobre Historia de la Humanidad


3 comentarios:

  1. Evidentemente, lo que sí se puede asegurar con total certeza, a través de millones de testimonios a lo largo de veinte siglos, es que Jesús nació en Belén, durante tres años predicó un mensaje de paz y justicia. Víctima de un juez inicuo, en una sentencia injusta, que supuso el mayor error judicial de la historia de la humanidad, fue condenado a muerte y ejecutado, muriendo colgado de un madero. Su doctrina fue enseñada por los doce primeros apóstoles inicialmente. Pablo, ciudadano romano de cultura griega, una vez convertido al cristianismo, fue el impulsor de la propagación de las enseñanzas de Jesús en otros lugares del mundo. Me producen tristeza las palabras recogidas en ese texto, absolutamente falsas.

    ResponderEliminar
  2. Bajo mi punto de vista, el problema no es cuestionar en sí la autenticidad de Jesus. Las evidencias históricas no albergan duda acerca de su existencia. El problema es la continua malversación que se ha producido en cuanto al mensaje original. El hecho de que en la religión cristiana se abrieran numerosas interpretaciones respecto a su dogma y liturgia( incluida la interpretación de los evangelios) ha generado un cuerpo doctrinal excesivamente complicado y enreversado , influenciado especialmente por las necesidades del conjunto político del momento. Si hacemos un breve repaso a esta evolución veremos como desde el final de la etapa apostolica ya se iniciarón los primeros conflictos, argumentados como cuestiones de fe, cuando en realidad eran discordias políticas. No me voy a extender demasiado porque exige mucho texto, pero con hacer un análisis somero de la evolución del cristianismo veremos que su concepción como religión catalizadora de las necesidades humanas es bueno en sí, pero no su burocracia institucional y la excesiva interpretación que su base doctrinal ha sufrido en función de las necesidades eclesiasticas de turno. Esto aparece reflejado claramente en todas las vicisitudes históricas que la han rodeado ( primeras herejias, controverssias cristologicas, Cisma entre Bizancio y Roma, la reforma protestante y la contrarreforma católica...). Para termnar, quiero hacer una reflexión. Considero que las personas tienen que estar por encima de las instituciones, no ellas.

    ResponderEliminar
  3. Detrás de todas estas apariencias de Jesucristo hay enseñanzas veladas que solo los grandes iniciados pueden comprender al ver todas las pinturas del vaticano y al medio traducir la escritura de sus paredes

    ResponderEliminar