¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

11.3.10

Entrevista con Mitrídates VI El Grande, enemigo de Roma

Nombre: Mitrídates VI Eupator Dionisos del Ponto

Profesión: Rey, enemigo de Roma


1. ¿Cuándo descubrió su interés por la política mediterránea? ¿y por las sustancias venenosas?
Cuando era un chico, mis tutores griegos y persas me narraron la historia de los designios predatorios de Roma en la Anatolia. Cuando descubrí la forma en que Roma trata a sus amigos, como Yugurta o Eumenes de Pérgamo, y cómo aplacó la revuelta de Aristónico en el 120 aC, me juré convertirme en el enemigo más acérrimo de Roma, al igual que mi héroe Aníbal hizo de niño. Estudié los principios de la política romana como vía para que mis ideales persas (Verdad e Iluminación) se impusieran a los de la república itálica (Oscuridad, Engaño y Esclavitud).

Mis investigaciones toxicológicas fueron necesarias para mi propia supervivencia de niño en el Castillo de Sinope. Mi malvada madre y sus malditos amigos conspiradores envenenaron a mi padre, Mitrídates V… rápidamente empecé a experimentar con venenos sobre mi propio cuerpo, con el fin de hacerme inmune a ellos.

2. ¿Qué es esa manía con los romanos? Ellos descubrieron el Garum, y a fín de cuentas, tampoco pueden ser tan malos…
Odio a la República romana con todo mi corazón, un experimento culturalmente pobre, rapaz, salvaje e incivilizado, dirigido por el ansia de oro, esclavos y poder. Mis ancestros, por el contrario, fueron griegos y persas; soy el defensor de esas venerables civilizaciones frente a los viciosos hijos de una brutal loba. De todas formas debo reconocer que he conocido a algunos romanos buenos; muchos de mis consejeros son rebeldes que abandonaron Roma, y mis ejércitos dieron la bienvenida a muchos desertores de las legiones que tuvieron las ideas claras.

3. Vamos a ser claros… no le caes bien a los historiadores… ¿por qué motivo?
La historia la escriben los vencedores. Los romanos cantaron finalmente victoria en las Guerras Mitridáticas en el 63 aC, sólo después de que yo me suicidara en medio de la revuelta de mi propio hijo Farnaces. Así que todas las fuentes antiguas que hablan de mi vida y del desafío que le lancé a Roma son relatos escritos por mis peores enemigos! Además, muchos de los relatos que hablan de mí fueron escritos siglos más tarde, durante la relativa paz del Imperio. Se olvidan de lo brutal y despiadada que fue la República romana en sus últimos años. Durante el Imperio, Roma no volvió a caer en el error de sangrar a las Provincias con inasumibles impuestos draconianos, si no que les concedió incluso la ciudadanía romana. Aún y así, unos pocos autores romanos, como Estrabón, Apiano, Plutarco o Justino escribieron con términos positivos acerca de algunos aspectos de mi reinado.

¿Por qué sigo sin gustarle a los historiadores modernos? ¿Debería culpar a Shakespeare, por no haber escrito una obra de teatro sobre mí? ¿O debería odiar a Karl Marx, por haber glorificado a Espartaco y no a mí? Hablando en serio, creo que la culpa la tienen Theodor Mommsen, el gran historiador alemán, y Theodore Reinach, el francés que en 1890 escribió mi biografía. Ambos me compararon con un cruel y decadente sultán otomano.

4. Para sus fans españoles… ¿realmente pensaba que alguien acompañado de una cervatilla blanca podría ser un buen aliado?
La gente de Hispania adoraba a Sertorio, el rebelde romano a quien los hispanos pusieron a liderar su revuelta contra Roma y contra Sila. Sertorio fue un buen seguidor de Mario. Conocí en persona tanto a Sila como a Mario, y me quedo con el segundo, y su valiente y noble amigo Sertorio.

Este fue un gran líder. Fue muy listo al adoptar a la cervatilla blanca, regalo de un cazador hispano, como su propio oráculo. Nunca le ví en persona, pero intercambiamos numerosa correspondencia y tuvimos muchos amigos comunes entre la comunidad pirata. Fuimos aliados leales y hubiéramos sido buenos amigos. Ambos nos rodeamos de malas compañías y ambos deseábamos la paz. Escuché el rumor de que Sertorio quería retirarse a las tranquilas y bellísimas islas Canarias. Lamenté mucho su muerte.

5. ¿Si pudiera volver atrás, qué haría de forma diferente?
Habría abandonado antes las antiguas y pasadas de moda formaciones griegas de hoplitas. Debería haber adoptado antes la táctica de guerrillas. Quizás habría podido intentar una invasión terrestre de la península Itálica.

En el plano personal, fue un error muy caro casarme con mi hermana Laodice, y debería haber cultivado la lealtad incondicional hacia mi persona entre mis hijos. Ni uno fue tan fiel como Arcadio, que murió tan joven y de forma trágica en la campaña de liberación de Grecia.

Artículos relacionados:


Este post forma parte de un especial sobre el nuevo libro de Adrienne Mayor, The Poison King: The Life and Legend of Mithradates, Rome's Deadliest Enemy



¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com o bien seguirme por Twitter


2 comentarios:

  1. Brillante!!!, muy instructivo, pero sobre todo, muy entretenido.

    ResponderEliminar
  2. Apasionante la personalidad de Mitrídates, el más 'encarnizado' de los enemigos de Roma.Uno de los más famosos políglotas de la antigüedad.
    A propósito, ¿sabían que el poeta Rubén Darío fue el creador del neologismo 'mitridatizar', que significa 'hacerse inmune a los venenos'? Pues como dice el mismo título de la reciente obra de Adrienne Mayor, Mitrídates fue 'the poison king: el rey de los venenos.

    Oleastrensis

    ResponderEliminar