¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

9.12.09

"La causa del declive romano fue la corrupción"

En más de una ocasión os he hablado de La Contra, un excelente espacio en el que el periódico barcelonés La Vanguardia publica entrevistas a personajes con mucho que explicar, ya sea por su conocimiento de un tema o por su relevancia pública. En este caso, os extraigo la entrevista que realizan a la Dra. Isabel Rodà, Directora del ICAC de Tarragona. Como es habitual en La Contra, la entrevista nada perfectamente entre el agua del conocimiento académico y la divulgación al gran público. En definitiva, un ejemplo de buen periodismo, alejado del cutrerío y de la mediocridad tan en boga...



Los Escipiones, la más poderosa familia romana del siglo III a. C., eligió este lugar para instalarse: Tárraco. Desde aquí Roma controló toda la península Ibérica. A la señora Rodà le emociona leer lo que hace dos mil años escribieron los antiguos habitantes de su ciudad sobre las piedras: Tarragona es patrimonio mundial de la humanidad gracias a su esplendor romano, que organismos como el ICAC se afanan por preservar y enaltecer. Rodà me cita a Virgilio para entender a aquella gente: "Unos saben del movimiento de los astros; otros reproducen rostros en estatuas que parecen vivas; tú, romano, recuerda que te toca gobernar, imponer la costumbre de la paz y someter a los soberbios".
Tengo 61 años. Nací en Barcelona y trabajo en Tarragona. Soy catedrática de arqueología y directora del Institut Català d´Arqueologia Clàssica (ICAC). Estuve casada y tengo dos hijas, un nieto y otro en camino. Soy librepensadora y creo en la parte positiva del ser humano

¿Cuándo fundaron Tárraco los romanos? 

En el año 218 a. C. Ya frecuentaban antes las costas ibéricas, por Empúries.

¿Qué les atrajo aquí?

Roma envió aquí a los Escipiones para cortar la retirada a Aníbal. Y Roma ya se quedó.

¿Qué aportaba este lugar a Roma?

El excelente poblado íbero del lugar, Kese, que cooperó con los romanos. Y alzaron las murallas ciclópeas de Tárraco, ¡las más antiguas del orbe romano fuera de Italia!

¿No hubo sometimiento?

Roma tenía músculo militar, pero seducía con su civilización: construía infraestructuras potentes y deslumbrantes. ¡En Tárraco, de hecho, Roma aprendió a ser Roma!

¿Qué quiere decir?

Desplegó su cultura, su derecho, su talento constructor... Acueductos, calzadas, alcantarillas, templos, circo, teatro, anfiteatro...

¿Qué monumento le interesa más?

En el 2010 excavaremos bajo la catedral: yace un templo a Augusto del año 15 d. C. octástilo: ocho columnas en la fachada, ¡hay pocos así! Tácito escribió que era un ejemplo para todas las provincias del imperio.

¿Qué le asombra más de la ingeniería constructiva romana?

¡Más de un martillo neumático se nos parte al topar con el cemento romano! Inventaron el opus caementicium,el hormigón, argamasa solidísima: ¡construían para siglos!

¿Sin escatimar en medios?

Sobredimensionaban la obra, construyendo con más solidez y seguridad de la necesaria. Por eso aún podemos cruzar puentes romanos... Con sus vías querían que los correos circulasen veloces por todo el imperio.

¿Qué peso tuvo Tárraco en Hispania?

 Fue capital de la Hispania citerior, más de la mitad de la península Ibérica. En el año 69 d. C., celebrando la expansión del derecho romano a toda Hispania, se remodeló Tárraco con mármol de Carrara...

Vaya lujo…

Sí. El material más caro era el pórfido rojo de Egipto, que también se usó.

¿Cómo se debía vivir por aquí?

Era un puerto muy activo, corría buen dinero, hubo un alto nivel de vida, ¡mejor que el de toda la alta edad media! Alcantarillado, baños, termas públicas... ¡No me importaría vivir ahí como una esclava de casa bien!

¿Esclava?

Cuándo Escipión quiso liberar a esclavos suyos por no poder mantenerlos, ¡ellos se resistieron! Hubo también amoríos entre amos y esclavas, incluso liberadas para casarse.

¿Qué papel tenía la mujer aquí?

Ninguno político, aunque sí tuvo poder fáctico: por ejemplo, como esposa del flamen (sacerdote provincial), curador del culto imperial, institución muy potente aquí.

¿Qué sabemos de los ricos de Tárraco?

 Les pirraba tomar aguas salutíferas en Caldes de Montbui, y tenemos nombres: Marcus Fonteius Novatianus (agradece al dios Apolo un hecho favorable), Lucius Minicius Apronianus, Lucius Vibius Alcinous...

¿Qué comían en Tárraco?

Había por las calles tiendas de comida rápida de legumbres cocidas, Y comían pescado, fruta, pan, frutos secos, aves, cerdo...

¿Y vino?

Del ager Tarraconensis (campo tarraconense), que incluía el actual Penedès y daban un vino buenísimo, según afirmó Plinio.

Elija un día para pasar en Tárraco.

Durante una estancia de Augusto, a ver cómo se desenvolvía.

¿Era Poncio Pilatos de esta ciudad?

No. Hay una torre romana llamada de Pilatos, pero no es el de los Evangelios.

¿Desembarcó aquí San Pablo?

Es plausible, pero no hay evidencia. Su compañera Tecla es nuestra patrona. Sí sabemos que en el 259 se martirizó en el anfiteatro a Fructuoso (obispo), Augurio y Eulogio, que murieron quemados. Hay una gran necrópolis cristiana junto al río Francolí...

¿Siguen aflorando restos romanos?

Sí. Muchos se han malbaratado. Antes las ruinas eran obstáculos para el progreso… Ahora, con arqueología preventiva, vemos qué hay, investigamos y hacemos compatible su preservación con las nuevas obras.

¿Es siempre eso posible?

Lo es con imaginación y buen gusto: verá tiendas que integran un mosaico romano, arcos del circo alojando un restaurante... ¡Un buen camino: es patrimonio enraizado!

Bravo.

Tarragona es la ciudad del mundo con más instituciones de tutelaje del patrimonio. ¿Sabía que las columnas de la fachada del Palau de la Generalitat, en Barcelona, provienen de un templo de Tárraco, esculpidas en granito de Troya?

Veo que a Tárraco llegaban productos de todas partes...

Especias de la India, cerámica, travertino de Tívoli, joyas, camafeos, cristales... Y exportaba hierro de Gavà, sal de Cardona, metales y aceite de Bética... Los restos de las ánforas se apilaban en Roma en un gran vertedero, impresionante obra de ingeniería: formaron el actual monte Testaccio.

¿Se siente usted heredera de romanos?

Apellidos como Vidal o Nadal y topónimos como Cornellà derivan de Vitalis, Natalis o Corneliana; la deriva del interior hacia la costa se daba ya entonces: acudían a Tárraco gentes de la tribu Aniense, de Cesaraugusta (Zaragoza)... Sí, hay una continuidad: somos los romanos de hoy. Y una lección: la causa del declive romano fue la corrupción.





¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com



1 comentario:

  1. Me parece muy razonada la conclusión de que la corrupción fue la causa de la caída del Imperio romano, pero la corrupción existió siempre, desde la República; no se libró la época de Augusto, ni la de Trajano ni Marco Antonio. Creo que las causas, como en otros fenómenos históricos, son múltiples.

    ResponderEliminar