¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

13.3.08

¿Somos todavía romanos?

La verdad es que esta es una cuestión que siempre me ha resultado apasionante: ¿Hasta qué punto somos todavía herederos de la civilización romana?

Mucho ha llovido desde entonces y cuesta discernir qué es romano en nosotros y qué no lo es. Sin lugar a dudas, 20 siglos pesan mucho, y lo que en su día fue un proceso irreversible de aculturación, en que los hispanos pasamos a ser ciudadanos romanos de primera, con todos sus condicionantes, bien podría ser hoy un simple recuerdo.

Este post mío de hoy va de rollete, que escribo mientras pienso en voz alta; así que hoy los comentarios son especialmente bienvenidos

¿Qué queda de Roma hoy en día? ¿La lengua?

Bueno, una cosa clara es que nuestra lengua (o nuestras lenguas) son herederas de la latina. Evidentemente, por enmedio ha habido muchos cambios y alteraciones del original; por ejemplo, el Divino Julio nunca... habría pronunciado su nombre con un sonido tan agresivo como nuestra muy castiza Jota, sino con el más musical {iulio}.

Por otro lado, nuestros nunca reconocidos 700 años musulmanes (lo de la Reconquista estuvo bien durante un tiempo, pero ahora somos mayores y ya no creemos más en los Reyes Magos), también han dejado una huella indeleble en vocabulario (palabras tan útiles como almendra, alcantarilla o acequia son de origen árabe), toponimia (Benicarló, Benicàssim, Benifayet), o directamente, sobre nuestro conocimiento de las fuentes clásicas.
Por no hablar de las influencias de otras lenguas europeas más recientes, como el inglés o en un pasado reciente, el francés…

… con lo cual, volvemos al tema anterior: ¿Nos queda una lengua básicamente hereditaria del latín? ¿o está esta tan maleada que lo que nos queda es simplemente parte del vocabulario, trocitos de la sintaxis y algún atisbo de su gramática?

¿O quizás es que somos todavía étnicamente romanos?

Pues esto lo tengo todavía menos claro… Cuando los romanos llegaron a Hispania/ Iberia en el 218 aC se encontraron lo mismo que púnicos y foceos entre 4 y 6 siglos antes: Una población no muy numerosa, pero sí bien establecida de poblaciones de varios tipos bien diferenciados: Los Iberos, los Celtas, los Lusitanos, los Pueblos del Norte, etc… Si bien el influjo cultural de las diversas oleadas de colonizadores fue notable, el número de “visitantes” dudo que lo fuera. Esto aplica sin lugar a dudas en el caso de cartagineses y griegos, y me temo que es extrapolable en el caso de romanos. Es decir, tras su paso por la Península, seguíamos siendo básicamente Iberos, Celtas y Lusitanos…

... con matices: La creación de una auténtica red de comunicaciones en la Península debió conllevar por fuerza una mayor relación entre comunidades, y ya se sabe, “el roce hace el cariño”. Lo que antes de la llegada de los romanos era una multitud de poblaciones, étnica, lingüística y genéticamente separadas, debió pasar a ser una masa más homogénea de población. Pero volvemos a lo mismo… ¿cuántos romanos llegaron y se mezclaron con la población local? Me temo que no suficientes como para que podamos afirmar con rotundidad que tenemos el mismo sustrato étnico… parecido, quizás…

[Actualización posterior: Es cierto que se licenciaron tropas en Hispania, otorgándoseles tierras para asentarse. También hubo acuartelamientos estables, como en León (de ahí su nombre), y ya se sabe que los soldados son dados a … Sin embargo, cabe considerar que estas tropas debían tener una procedencia muy diversa, con lo que el aporte de población no debió ser ni homogéneo ni puramente latino]

No quiero centrarme sólo en la comparación con nuestro pasado musulmán, por que también hemos sido (en todo o en parte) visigodos, bizantinos, francos, franceses, y si nos llegamos a despistar, incluso alemanes, pero me dá en la nariz que la aportación en términos de población de las poblaciones del Magreb ha sido a lo largo de los siglos más importante que la proviniente de la Península italiana. Cabe recordar que parte del ADN peninsular (permitidme la burda simplificación, que otro día explicaré en más detalle), incorpora rasgos de poblaciones del Norte de Africa.

¿Qué nos queda? ¿La cultura?

Hombre, indudablemente nuestro sistema de pensamiento, nuestro modelo de sociedad, el arte, las reglas con las que organizamos nuestra vida o nuestra escala de valores guardan una fuerte relación con sus homónimos romanos… ¿o no?

Los expertos dicen que bebemos del derecho romano. No tengo elementos de juicio para afirmarlo o negarlo, ya que a pesar de venir de una familia de leguleyos, mi conocimiento de la materia es el propio de un analfabeto funcional. Pero es innegable que sólo por el derecho no podemos afirmar que somos romanos.

Otra forma de ver el tema, por lo que a cultura se refiere, es que más que romanos deberíamos considerarnos griegos, ya que si A es igual a B, y B es igual a C, entonces A es igual a C… ¿me explico?

Además, cabe considerar que el Cristianismo actuó en la fase final de nuestra “era romana” como un auténtico formateador de disco duro, reconfigurando un sistema cultural y de valores hasta no dejar ni rastro de lo anterior. Podemos intentar creer que el Cristianismo venía también de Roma, pero Señores, no nos engañemos, esa Roma no era ya nuestra Roma.

¿Con lo cual?

Gracias Ramiro, por que no me has aclarado nada”, estareis diciendo a estas alturas. Pues bien, esa era mi intención: Plantearos un tema, más propio de una tertulia cafetera, que espero os anime a opinar, discutir y rebatir… si el tema tiene salsa, lo desarrollaremos en futuros artículos.

Habreis visto además que os he ido añadiendo numerosos links a artículos relacionados en este mismo blog. Os animo a explorarlos, ya que os permitirán redondear los diversos temas que he ido apuntado hoy.






La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com



39 comentarios:

  1. Modestamente, y desde mi punto de vista, y dado que no soy entendido en Historia, todo lo relativo histórica y culturalmente, además de políticamente correcto, acerca de la estancia (¿invasión?) musulmana lo admito y lo asumo sin problemas; es parte fundamental de la historia de España. Ahora bien, romano o no romano, medio norteafricano o medio ibero, sea lo que sea, como ciudadano de este país prefiero sin ningún género de dudas el poso grecolatino antes de, por poner un ejemplo, llegar a experimentar lo que sufre la población de Marruecos en materia de derechos humanos, libertades, democracia, etc. Y eso sin entrar a analizar la omnipresencia de la religión en la legislación de dichos países.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, estoy de acuerdo con tu comentario, pero con matizaciones: Cuando dije que teníamos trazas genéticas de poblaciones del Norte de Africa, me refiero a grupos humanos que migraron a la Península hace unos miles de años. Posteriormente, durante los 700 años que fuimos musulmanes, hubo también incorporación de población africana en la península. Estarás de acuerdo conmigo que esto dista mucho de afirmar que tengamos nada que ver con el Marruecos de hoy en día...

    Ramiro

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión, pienso que si tienes cuatro abuelos y heredas los apellidos de cada uno, no puedes pensar que sólo eres descendiente de uno, tienes los apellidos de los cuatro. Además, a su vez, esos abuelos tienen sus ascendencias. Me parece que con las culturas pasa algo similar. No cabe duda que la cultura romana está en el origen de muchas otras. Incluso en la musulmana que ocupó la península en el 711 la cultura romana ya estaba incluida en la norteafricana.

    Por eso creo que, aunque con esos matices, todavía somos romanos: dividimos el calendario en los doce meses romanos, nuestra gastronomía se basa en las salsas, seguimos haciendo pintadas en las paredes, vamos a los estadios a desahogarnos con los espectáculos y es costumbre comer en familia en torno a una mesa.

    Enhorabuena por tu blog, te sigo de hace tiempo y este es mi primer comentario. Que vaya bien.

    ResponderEliminar
  4. Sí, tienes razón. Me parece que o me expliqué terriblemente mal o uní los dos aspectos de una pésima manera. Respecto a las migraciones que pasaron o se quedaron en la Península me refería exactamente a eso que tú dices. A mí no me importa en absoluto las trazas genéticas que presente mi ADN o el del conjunto de los españoles.

    Lo que quería decir, espero explicarlo mejor (pero no prometo milagros) es que, por una parte, y sin estar muy seguro, decir que durante 700 años los habitantes de la Peninsula Ibérica fueran musulmanes es algo que únicamente se podrá contemplar desde un punto de vista "oficial" o teórico; lo mismo que sería afirmar que, por ejemplo, los habitantes de los territorios conquistados (y posteriormente perdidos) durante las Cruzadas eran todos ellos cristianos. Insisto, no estoy muy seguro.

    Durante ese período de tiempo, 700 años, imagino que la lengua "oficial" sería el árabe sin embargo el latín permaneció, (por supuesto enriquecido con los términos árabes y de otras procedencias que tú has citado), e incluso, posteriormente, se transformó en la fuente de la que surgieron el castellano, el catalán y el gallego. Creo que es una muestra del fortísimo arraigo de la cultura grecolatina en la Peninsula; de lo contrario, supongo, que hoy en día deberíamos
    hablar un idioma fundamentalmente árabe con restos de latín, griego, etc. Eso o que, tal vez, el Islam era mucho más tolerante de lo que es hoy en día.

    De igual manera, respecto a las diferencias existentes en materia de libertades y grado de democracia entre los dos países ejemplo (España y Marruecos, curiosamente ambos territorios, en mayor o menor medida, formaron parte del Imperio Romano y también parte del Islam) imagino que de alguna manera, por algún medio que me veo imposibilitado de explicar debido a mi ignorancia, algún o algunos factores muy importantes debieron de subyacer para que a lo largo del tiempo las formas de entender el Gobierno de un país diferieran tan notablemente.

    Gracias de nuevo y siento el escasamente ameno y aburrido rollo que he soltado. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Sigo con interés desde hace bastante tiempo tu blog, y sólo puedo darte una rotunda enhorabuena. Las cuestiones que planteas en esta entrada son muy interesantes, y ciertamente generan más dudas que otra cosa, siendo muy difícil afirmar nada con rotundidad. Lo que es cierto que nuestra civilización occidental, y nuestro mismo país, no se entendería sin la aportación grecolatina, y sobre todo romana. Es verdad que forma parte de nuestra lengua, de nuestras costumbres, de nuestro folklore y de nuestra idiosincrasia el aporte musulmán, pero en modo alguno puede compararse con la aportación latina, que a su vez nosotros trasladamos a buena parte de América. Como bien sabes, y referías en otras entradas Hispania fue uno de los territorios más romanizados, y es rara la población que no se asiente sobre bases romanas, eso nos ha debido romanizar a la puñetera fuerza. Por otro lado, también hay que tener en cuenta, como bien dices, el aporte musulmán que "reintrodujo" a los clásicos y nos salvó un poquito de la edad media, o el mismo Renacimiento que se planteó como una vuelta a esos orígenes.

    No sé dónde podría haber llegado la humanidad si la civilización romana no hubiese sido aniquilada por la oscura Edad Media. Quizás ese tema de historia - ficción pueda ser motivo para otra entrada.

    Un abrazo, y enhorabuena por tu blog, no sabes los ratos buenos que nos haces pasar.

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos,

    tampoc quería centrar demasiado la cuestión en si somos más romanos que árabes, o viceversa. Simplemente quería poner de manifiesto una duda razonable al respecto del tópico "somos romanos"... Mi impresión es que ni más ni menos que arábigos, semitas, visigodos, francos o griegos. Mi intuición es que desde un punto de vista cultural y étnico/ genético somos un "melting pot", es decur, una mezcla de diversos componentes mejor o peor cohesionados. Quizás en el terreno lungüístico es donde se nota más nuestra ascendencia latina, aunque eso sí, pervertida y diluida por siglos de intercambios culturales más o menos forzosos.

    Salu2 a to2,

    ResponderEliminar
  7. Muy buena pregunta ésta que haces.
    Hispania fue reconocida como parte de Roma, y sus habitantes como romanos. ¿Fuimos romanos? yo creo que tanto como los nacidos en la propia península itálica (no lo fueron también los etruscos, griegos o los galos?).
    Aportamos emperadores y filósofos, así como muchísimas tropas. No éramos romanos étnicamente pero si políticamente, y por tanto romanos de echo y de derecho (¿no son los navarros, aragoneses o castellanos parte de España pese a su pasado como reinos?).
    ¿Qué era ser romano? ¿pertenecer a un grupo étnico o ser parte del Imperio, como un territorio más del mismo?
    Yo me quedo con lo segundo. Tras la enorme expansión del Imperio es inevitable pensar que hubo un gran numero de desplazamientos dentro del mismo, prevaleciendo en cada territorio la "raza" o pueblo mayoritario (una simple cuestión demográfica).
    El estado actual en el que vivimos yo lo veo más como heredero de los visigodos, pero estos heredaron a su vez una parte del Imperio. Tras estos últimos vinieron los musulmanes a la península, dejando inevitablemente su huella. Todos conocemos en mayor o menor grado la reconquista, es decir, la "recolonización" del Al andalus, herederos de los visigodos que a su vez eran herederos de los romanos.

    ¿Somos todavía romanos? Yo creo que no, somos mucho más que eso.
    Somos los herederos de una parte del imperio, ocupada después por otros pueblos, así que somos una mezclolanza de razas y pueblos (vino + cocacola = calimocho, ni vino ni cocacola).

    No obstante, todos mamaron de la misma teta.

    Un saludo, felicidades por tu página, la visito a diario.

    ResponderEliminar
  8. Mi comentario va a quedar de lo más pedante, pero creo que, teniendo en cuenta todo lo que habéis expuesto tan acertadamente, más que de "ser", se trata de "sentirse" romanos. Si lees a Séneca y descubres en él inquietudes similares a las tuyas, pese a los casi 2.000 años transcurridos, ERES romano.

    ResponderEliminar
  9. Como ha dicho Jorge: somos nietos de nuestros 4 abuelos. En la receta de España hay muchos ingredientes: la base es romana pero con una pizca de grecia, un chorro grande de islam, algo de judaismo y una buena dosis de pueblos nordicos. Y yo me considero todo eso.
    ¿pero que es lo que predomina actualmente? pues esta claro que de judaismo queda poco o nada, de islam no queremos que quede nada, de los godos no queremos recordarlos (por los nombres digo)y, al final nos quedamos con lo que mas impactó: con los romanos, que si es cierto que fueron, segun mi opinion, los que construyeron una "España" (lease con 4 comillas si se quiere), mas coherente. El resto de culturas son las que le dan sabor a lo que hoy es España y por ello no son menos importantes

    ResponderEliminar
  10. Menudo enredo ha creado el tema. Nunca se llegará a un acuerdo sobre esto. Antes de ser "Romanos" fuimos Íberos, Celtíberos, Lusitanos, vaya usted a saber. Perooooooooooo, ¿y antes de eso qué?... ¿Y despúes qué?.

    Lo que quiero decir es que las posibilidades son infinitas, y lo más sabio, si cabe el término, es sabernos herederos de las experiencias de cientos, quizas miles, de generaciones de seres humanos que han usado costumbres (buenas ó malas) del momento que les tocó vivir, y que las trasmitieron a sus descendientes por las buenas o por las malas. Buscar un origen en nuestro pasado es tanto como querer saber si primero fue el huevo ó la gallina.

    Saludos, herederos de la humanidad

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo con Otis (B.) Driftwood:
    Somos aquello que vemos en el espejo y vemos aquello que queremos ver.
    Somos romanos. Nos emociona lo romano porque es con lo que más nos identificamos. Hasta lo ibérico, griego o púnico nos resulta exótico. Nos resulta exótico lo árabe, lo alemán y hasta lo francés. Sin embargo sentimos familiar la imagen de un senador romano discursando o de una legión romana marchando o un fresco pompellano o el panteón de Adriano.
    Sí, somos romanos.

    ResponderEliminar
  12. Qué es ser romano? O es que no cabían todos en el imperio? No eran romanos los galos, hispanos, judíos, egipcios, númidas...? Porque Roma, superior en diversos aspectos, los iba asimilando.

    Por otro lado, dejando el tema de Al-Andalus y la Edad Media, propongo otra pregunta para aclararnos: en el Renacimiento podemos considerar que Hispania y sus reinos, reiniciaron la evolución histórica que dejaron a la caida del imperio? Es decir, eran romanos los hispanos renacentistas?

    Por otro lado, puedo afirmar que POR SUERTE todo nuestro derecho proviene del romano. E incluso, a veces es directamente, el derecho romano de Julio, Augusto, Justiniano o Constantino!

    L.C. Sila

    ResponderEliminar
  13. Visto desde este lado del Atlántico la pregunta es aún más interesante: ¿Qué tan "romanos" somos?

    Viendo la serie de Roma me llamó la atención un detalle menor: Marco Antonio se encuentra desayunando con Atia. ¿que desayunan? Pan remojado en aceite de oliva.

    Aquí en México no es muy común utilizar el aceite de oliva, sin embargo el hecho de comer pan bañado en aceite es una costumbre que aprendí de mis padres en mi casa. Me llamó mucho la atención que fuera de idiomas, cultura y demás yo compartiese una costumbre tan sencilla, pero tan importante, con una persona que vivió hace mas de dos mil años. Se me hizo un hecho trascendental una cosa tan sencilla como la simple (y milenaria) costumbre de comer trigo y la aceituna.

    Creo que uno de los grandes méritos de Roma fue el de asimilar y asimilarse con otras culturas; desde lo místico y religioso hasta lo más elemental. No hay que olvidar que los romanos que nosotros visualizamos (como los de la serie Roma) no son "romanos romanos" si no una cultura que recién se había helenizado; para la Roma republicana, que era austera y sobria, las costumbres griegas de hacer tertulias y beber vino (entre muchas otras) se les hacían desmoralizantes y decadentes.

    Tal vez el prototipo de ciudadano romano de épocas de la república era más similar al austero espartano que a los sofisticados atenienses.

    Si la cultura romana sufrió de esos embates culturales en aquellas épocas, pues luego de dos siglos mucho es lo que debe de haberse infiltrado (visigodo, moro, francés, americano, inglés y ahora estadounidense).

    ¿Somos romanos? Creo que si. Somos romanos que han evolucionado a través de 20 siglos y que han tenido que sortear las mareas de la historia.

    Me gusta mucho tu blog; me hace pensar y ponerme a escribir estas reflexiones.

    Saludos y felicidades.

    ResponderEliminar
  14. Amigo
    Bueno, creo que deberías preocuparte, sobre lo que podes como español ser mañana, musulmán tal vez ? quien lo sabe. Ayer Romano, hoy de la patota imperialista (con EUA y Bretaña), mañana bueno, piensalo ... y escribidlo, vamos a tener el gusto de leerlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Por qué entonces nos parecemos tanto los italianos y los españoles, tanto en la lengua como en el aspecto???

    ResponderEliminar
  16. Hola! es mi primera ves aqui y me gusto mucho su blog, temas muy interesantes, sobre la teoria que si todos todavia romanos? yo me considero hispano y humano lo demas en el paso pienso que no interesa tanto como el presente y el futuro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Julio César Nuñez3/14/2008 8:46 p. m.

    Romántica y sentimentalmente, a mi me gusta pensar que algo queda en mi ser de los antiguos pobladores de la cuenca del río Eresma (Areva ----> arévacos??).
    Lo cierto sin embargo, es que mi acerbo cultural y el de la mayoría de los que vivimos en esta península es, a semejanza de una pizza, de "base-masa" romana (Cuando leo a Seneca no tengo ninguna dificultad en imaginar que yo pudiera ser Lucilio) y salpicada luego de más ingredientes .
    Mi primer apellido, Nuñez, parece claramente gallego-castellano (hijo de Nuño); el segundo, Sacristán, parece más bien proceder de algún judeo converso que para ser mas papista que el papa, eligió como apellido el nombre de un oficio y además muy relacionado con la iglesia.
    En todo caso, "bendita mezcla de genes y costumbres"

    ResponderEliminar
  18. Relacionado con el tema dejo un enlace a mi opinión sobre la falsa iglesia de Jesús (Iglesia Romana):

    http://lacasadeladuda.blogspot.com/2007/05/la-falsa-iglesia-de-jess.html

    "El Imperio Romano pasó del paganismo perseguidor de cristianos al "cristianismo" católico apostólico y romano perseguidor de paganos..."

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. La población prerromana en buena parte de la Península era ya indoeuropea como los romanos; lusitanos y celtas habían atravesado los Pirineos algunos siglos antes. Creo que, para ser algo más justos en una discusión tan abstracta y poco concluyente (aunque interesante) como ésta, habría que discernir si la población, lengua y cultura de Hispania tras la invasión romana era "más bien indoeuropea" que ibera/no indoeuropea - y así (me lo) parece.

    Sobre el tema de después de la Reconquista, con la repoblación y la posterior expulsión, creo que en general no quedó mucho substrato árabe en la población (al menos en España, Portugal es otra historia), aunque sí quedaron como es lógico los vocablos corrientes de la época. Aquello, como lo de hoy en día con el inglés, no deja de ser una influencia lingüística foránea como la que se ha dado (y se dará) siempre, y que no hace perder en general la identidad a una lengua.

    De cualquier modo, creo yo, el caso del (y de lo) español y el caso del inglés (con su enorme influencia latina y francesa) distan mucho el uno del otro: mientras que el inglés perdió en la Edad Media bastante identidad como lengua germánica, hasta el punto que hay gente (no mucha, afortunadamente) que llega a cuestionar su carácter de lengua germánica "pura" -, el español sigue siendo con claridad, de la misma forma que el gallegoportugués - a pesar de sus influencias celtas - o el rumano - a pesar de sus influencias eslavas - esencialmente latino, y por ende "romano", como lo sigue siendo en buena medida su población, si no estrictamente "itálica" al menos en cierto modo "indoeuropea".

    Bonito post: no llegaremos a nada pero pensar en ello merece la pena ;-)

    ResponderEliminar
  20. + o - australopitecus , neandertal..., iberos, celtas, fenicios, griegos, cartagineses, romanos, musulmanes (nada que ver al-andalus con lo de ahora, otra forma). Quiero decir, nunca hubo fronteras estas van y vienen. La mezcolanza enriquece los pueblos.
    Me quedo con todos y -ojala- (palabra musulmana) pueda vivir 130 años, para ver.

    ResponderEliminar
  21. Yo pienso que al estar centrada la Iglesia Católica en Roma y ser ésta la predominante hasta el día de hoy en occidente, mucho de la cultura romana tenemos.

    ResponderEliminar
  22. El post denota una ignorancia supina sobre tu propia lengua, y te lo voy a poner facilito: ¿dónde pones la frontera entre el latín vulgar y el castellano antiguo? En esa evolución del latín se infiltraron barbarismos, por supuesto, pero en un símil culinario, es como las patatas fritas cuando les echas la sal y, por mucha que le eches, seguirán siendo patatas fritas.

    Del tema del determinismo genético, creía que estaba superado. Desde a 1949. Supongo que dada la tradicional amistad del mahometanismo y el nazismo, este tipo de argumentos debe ser bastante aplaudido entre los filoislamistas.

    Lo que importa es el poso cultural, y me gustaría qué residuo cultural árabe queda en la España actual. O en la de hace 500. Porque la reconquista acabó en 1492, pero allá por el 900 ya todo el norte español era cristiano del Atlántico al Mediterráneo. Y que antes del 1200 ya más de la mitad de la península estaba bajo la cristiandad. Precisamente la época de la _repoblación_, donde llevaban campesinos del norte a ocupar los nuevos territorios. Vamos, que si queda algún poso cultural morisco, será por los monumentos. Porque los cristianos -al contrario que los moros que se pusieron a tirar ermitas, iglesias y catedrales visigóticas para construir encima mezquitas- respetaron las obras monumentales.

    Lo de los judíos ya es otra, porque si por algo se han caracterizado es por ser una sociedad cerrada. Y los que no fueron expulsados fue porque ocultaron su orígen, así que como estos últimos no transmitieran sus costumpres por telepatía, ya me explicarás como se las apañaron.

    Además, si los indios se autodenominan latinos, nosotros deberíamos ser más romanos que Virgilio.

    ResponderEliminar
  23. Como editor de este blog, le pido al último comentarista anónimo, el de los moros, judíos e indios, que mantenga la corrección en el fondo y forma de sus comentarios.

    Gracias

    ResponderEliminar
  24. No somos nadie...
    Creo que no podemos más que considerarnos insertos en un conjunto de prácticas sociales y cada cual es un mundo propio en sí mismo, incluso respecto a sus parientes más cercanos. Si mi madre es judia y mi padre cristiano y decidieron unirse y tener 2 hijos, y ahora deciden separarse y cada uno se hace cargo de un hijo, considerando que además sus respectivas familias los apoyarán en la crianza de esos vástagos, pues concluyo que los hermanos compartirán muchos genes, pero quizás culturalmente vean al mundo y se relacionen con él de modos diferentes. Es ese estar inmersos en unas prácticas culturales lo que nos define socialmente. El caso sería poder hacer una trazabilidad de esas prácticas sociales, teniendo en cuanta sus impulsores del momento (factores humanos y no humanos), su grado de aceptación y asimilación por grupos de sujetos. De este modo podemos trazar la costumbre de desayunar pan con aceite y cómo esa práctica perduró (me imagino que una razón puede ser que a ninguna religión se le ocurrió prohibir el pan o el aceite). Esa trazabilidad nos podría servir para definirnos hoy en día, pero mañana la dinámica de las prácticas sociales nos "reconvertirá" en otros; lo que es muy útil para derribar "mitos". Sólo somos nosotros mismos y compartimos el mundo social con otros, y cada vez más sin límites geográficos. Todo esto no quita que uno se emocione desayunando con pan y aceite o leyendo a Séneca, la "naturaleza humana", eso de ser especie animal me imaguino que afecta, la empatia es "universal", aunque se exprese socialmente de diferentes maneras.

    ResponderEliminar
  25. Me ha gustado el post, pero no estoy muy de acuerdo. Creo que la influencia de los diferentes pueblos que han pasado por la península está muy latente en diversas zonas, tanto en la apariencia física como en la cultural. Si uno viaja por toda la península en un espacio corto de tiempo, se dará cuenta de que la gran diversidad cultural que hay en ella es fruto del sustrato de antiguas civilizaciones que las han dominado. Por ejemplo Al-Andalus en la actual Anadalucia. 700 años de dominio, y no queda nada de ello? No estoy de acuerdo. La raiz arabe está muy patente en su cultura, e incluso en su aspecto fisico. En el 1700 aun en Andalucia se hablaba un mozárabe que no entendia nadie. Y por favor, el flamenco es un sucedaneo de la cultura árabe. lo mismo digo del norte de España, la influencia celta es muy obvia, tengo amigos del norte que parecen druidas celtas, y la influencia cultural es muy profunda, no solo son los restos de los castros lo que queda de los celtas. y en la zona de levante, la influencia judia es muy latente, de algun sitio viene el instinto comercial de los catalanes. Pero claro, quizás hay gente que no le gusta que le digan que tiene una cultura que tiene raices en el mundo árabe o en el judío.

    ResponderEliminar
  26. Sobre el apartado del derecho romano, completo como abogado que nuestro derecho civil es más de un 70% el derecho romano desarrollado en la Edad Media a base de analizar una y otra vez ese mismo derecho. También nuestro derecho constitucional tiene sus raíces en el derecho romano (sólo las raíces).

    Pero el resto del derecho tiene poco del romano y, en el caso del penal, casi, casi nada.

    ResponderEliminar
  27. Y no nos olvidemos de la picaresca, deporte nacional italo-español.
    Seguro que también es herencia romana.

    ResponderEliminar
  28. Discrepo como jurista del penúltimo comentarista. Incluso el derecho penal tiene orígenes en Roma y no el bárbaro y primitivo derecho germánico.

    Ya no digamos el derecho civil, y de él su derivado mercantil...

    Sin Roma nuestras transacciones y sentencias aun dependerían de la superstición y la ley del más fuerte, con permiso de Hammurabi.

    L.C. Sila

    ResponderEliminar
  29. El tema debe estar de moda, pues recientemente he visto un artículo similar en otro blog que he visitado, y en mi propio blog hay 5posts con la etiqueta "crisis romanas" para explicar en clave romana temas de Historia Contemporanea. La verdad es que pienso que sí, que somos más que otra cosa, romanos. Muy buen post. Un saludo,

    ResponderEliminar
  30. Las culturas no son originales por siempre, crecen y se transforman con el tiempo y el contacto con otras: esto es un hecho irrebatible, vamos. Los únicos "romanos" que existen son los que vivieron y viven en Italia: es decir, los italianos. Normalmente por conquista, invadieron otros territorios, y se "fundieron" en mayor o menor grado con la población local (en algunos casos no se fundieron), creando otras "culturas" o, mejor dicho, manifestaciones culturales heterogéneas dentro de la principal (a los iraquíes de hoy no los entiendo como pertenecientes a la cultura norteamericana, a pesar de ser invadidos por ella). Esto en Historia del Arte se tiene claro: los estilos nacen con varias influencias, se transforman con el tiempo y la relación con otros estilos y, a veces, incluso pueden "morir". También tenemos claro, comentando cierto anónimo anterior, que los musulmanes que conquistaron la península fueron muchísimo más respetuosos con las prácticas religiosas y el arte local que los cristianos que la reconquistaron; debería preguntarse el anónimo, por ejemplo, cual es la razón de que en Córdoba haya una enorme catedral plantada en uno de las mezquitas más importantes del Islam, pero eso es otro tema... Lo "romano" puede ser aplicado a una lengua, un Derecho, un arte, una idea, una ciudadanía, un Estado o una cultura: normalmente se utiliza para denominar a una determinada época histórica que se desarrolló en la zona mediterránea hace como un par de milenios. Por cierto, el "árabe" es una lengua o un habitante de Arabia, el Magreb una región geográfica del norte de Italia, el Islam es una religión, y el musulmán quien la profesa, y ni si parecen los musulmanes de hace mil años a los de ahora, ni es igual un musulmán de Marruecos que de Indonesia; los hay también altos, bajos, morenos y rubios, hombres y mujeres, ricos y pobres, ciegos, cultos y analfabetos, etc, y cada uno es distinto. Los habitantes de la Península Ibérica, sí tenemos una importante herencia de la cultura romana, por la que fuimos invadidos, y es mayor que la herencia magrebí, y la magrebí es mayor que la fenicia (y así un largo etcétera) simplemente porque la población local se asimiló y mezcló en mayor medida con ella.

    ResponderEliminar
  31. Ser romanos no es una identidad étnica, o cultural, o social. No se trata de pertenecer a un grupo concreto, sino a una civilidad, la que surge de la fusión entre lo romano y lo helenístico, una forma de entender al ser humano en el mundo. De ahí viene su éxito en el espacio y en el tiempo. Cuando el Imperio Romano desaparece como entidad política entre los siglos V y VIII, queda impreso en los pueblos nediterráneos y europeos el recuerdo de un tiempo de estabilidad y prosperidad que se intentó -sin éxito- hacer renacer en varias ocasiones (Sacro Imperio Romano Germánico, Imperio español, Imperio británico, ahora el Imperio americano).
    ¿Y qué es esa romanidad? Pues muy sencillo. Buscad las culturas que establecen como principio básico la libertad individual y el respeto a una ley libremente autoimpuesta por una comunidad de hombres libres e iguales. Ese es el legado de Roma.

    ResponderEliminar
  32. yo creo que allí donde llegaron lo romanos, habrá culturas con orígenes romanos, incluso en america hay una gran influencia italiana, a los cuales no se les puede negar que sean descendientes de los romanos.Es evidente que en España es la cultura de la que quedan mas restos de todo tipo de lo trajeron consigo los romanos, así que aunque en el adn los genes ya esten olvidados en el trascurrir de los tiempos, tenemos un importante herencia cultural romana.

    ResponderEliminar
  33. No hay nada más lejos del españolito de hoy, de los del bar de la esquina que vocean discutiendo si el año 2000 fue o no el comienzo del SXXI, que un senador del foro.
    A día de hoy nunca nos fiamos de la ley como árbitro de los problemas, los bloques de edificios son horribles y planos por fuera, solo concebimos la decoración ya dentro de nuestras casas.
    Somos una sociedad orientada hacia los niños, les sentamos a comer con nosotros, los adultos les hablan no importa lo pequeñitos que sean y las madres que conozco se sienten culpables solo por ir al cine de vez en cuando y dejar a los niños con la abuela, no digamos darlos al cuidado de alguien mientras te vas de banquete etílico martes si, jueves también.
    La organización urbanística es la última de nuestras preocupaciones e insistimos en construir bloques de pisos en cauces naturales de ríos que luego se inundan y claro, nos echamos las manos a la cabeza.
    Hasta hace dos días como quien dice nuestras carreteras, nuestro ejército y nuestro sistema impositivo y de recaudación eran de pena, vosotros me diréis si a día de hoy estamos mejor.
    Y parece un objetivo personal de cada ciudadano revender su piso pidiendo el 30% más en dinero negro al siguiente propietario-pardillo.
    No existe para nosotros la meritocrácia y lo de "el que tiene padrino se bautiza" se sigue creyendo a pies juntillas, por ejemplo, en cualquier oposición.
    Conclusión: hoy en día somos como cualquier comerciante de babuchas de una medina del SXII a pesar de lo del derecho romano, el idioma y los emperadores nacidos en hispania.
    Siento la extensión, gran blog por cierto, saludos.
    Luz

    ResponderEliminar
  34. Ummm..... Vivo a 30 m de un anfiteatro romano.
    Hay días que ceno en un restaurante dentro de un circo romano.
    Trabajo aplicando gran parte del derecho romano y suelto frases en latin y me encanta el teatro clásico.
    Bebo vino tinto, tengo camisas de lino bien blancas....
    La prueba definitiva: comparad vuestros rostros con los de hace 2000 años. Alguna diferencia? En lo físico NO. En la actitud, determinación y crueldad seguramente alguna.....

    ResponderEliminar
  35. ¿porque en este pais tenemos este estupido complejo a reconocer lo obvio?quien no quiera reconocer que tenemos un enorme y rico legado romano es que esta ciego.Es cierto que los musulmanes dejaron muchas de sus costumbres(SOY DE ELCHE Y NO HAY MAS QUE VER EL PALMERAL )y de sus magnificas construcciones,pero de hay que tengamos cualquier tipo de por decir de alguna manera algun tipo de adn con ellos creo que no.Por desgracia con la expulsion de estos en el renacimiento cada dia cobra mas fuerza que se perdio todo tipo de descendencia(digo fisica no cultural y cuando digo cultural no me refiero a costumbres).Pero asi somos los españolitos,que nos cuesta reconocer ciertas cosas de nuestra rica y apasionante historia por miedo a que se nos tache de xenofobos,racistas por cierto complejo que no tienen los ingleses.Volviendo con si tenemos algo de romanos o no no hay mas que ver nuestras costumbres tanto cotidianas como politicas:los politicos reuniendose en senados,nosotro en familia como bien a dicho otro comentarista,reuniendonos en grandes estadios para desfogar nuestro estres de tod la semana si sinceramente creo que todavia nos queda una gran huella latina saludos y seguid asi ¡¡¡fuerza y honor!!!

    ResponderEliminar
  36. Se deberían poder publicar comentarios anóminos en esta página.

    ResponderEliminar
  37. Pues yo me siento orgullosamente Romano! y eso que soy de segunda generación (soy latinoamericano). Las razones para tal sentimiento las explican claramente en la entrada "La causa del declive romano fue la corrupción" de este mismo blog, para que añadir mas. Y por favor Ramiro, ¿no te parece que ese “Imperio Bizantino” queda muy feo? No seamos cómplices de esa injusticia histórica con el IMPERIO ROMANO DE ORIENTE en la edad media.

    ResponderEliminar
  38. A pesar del tiempo transcurrido desde que se estableció en la red este tema, no está demás agregar algunas disquisiciones en relación al mismo.
    1.- Es indiscutible la herencia Romana en todo lo que a la "civilización" occidental se refiere, No se trata de rasgos fisonomicos, sino simplemente del riquísimo bagaje que nos ha entregado Roma, de una exquisitez sin parangón, en cuanto a cultura, organización del estado, del ejercito, de culto, etc.. No se trata de querer imaginar a la cultura musulmana como importante en occidente, ya que si bien han dejado un interesante legado histórico que ni remotamente se acerca a la herencia de Roma. Lastimosamente, el cristianismo no ha aportado en esos primeros años nada importante, de allí que nos olvidamos de la importancia de ser "Romano", ya que el oscurantismo cristiano manejado políticamente por el Papado y sus seguidores ha dejado sombras sobre ese gran acervo cultural romano

    ResponderEliminar
  39. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Y pese al tiempo transcurrido desde que se inició el debate también pondré mi granito de arena:

    A veces podemos despitarnos al decidir que es "Romano" y que no lo es. Que fué es el primer paso. El tema del cristianismo es quizá el mayor problema, ya que como bien se ha dicho, fué casi partir desde 0. Casi, pero no del todo. Todos, creo, tenemos claro que la Roma-ciudad, la oligarquia republicana se esfumó poco a poco y sus valores indoeuropeos y paganos fueron rematados por el cristianismo, que fué la mas potente de las influencias de la moral, etica y religion del cercano oriente. Asi, la Roma indoeuropea en pleno imperio se orientalizó como nunca antes. Sin embargo, como considero a los romanos unos HEREDEROS de ese mismo cercano oriente a traves de griegos en primer termino y de los viejos imperios mesopotamicos y egipcios si hurgamos mas, al final tenemos una suerte de continuación. Podemos reconocer nuestros elementos mas básicos en Roma. Y mientras que las culturas preromanas fueron borradas casi por completo, pareciendo ahora verdaderos cuentos de hadas de un exotismo radical, podemos reconocernos en Roma, en su arquitectura, instituciones, idioma, alfabeto, valores....ni los germanos, ni los musulmanes borraron este poso. Mas bien al contrario, tal fué su poder que se absorbieron a Roma y pese a los cambios y diferencias obvias, todavia todo es reconociblemente Romano,....ahora debieramos decir Occidental.

    Y no hay nada mejor para reconocere los que hay de Romanos/Occidentales en nosotros como salir de Occidente. El africa subsahariana, La india, China, la america precolombina,....hay algo profundamente AJENO a nosotros en esos pueblos y personas. Cuando leo a Cesar o a Marco Aurelio le siento mas cercano que cuando hablo con el Chino de los frutos secos.

    El chino no es Romano.....y se nota.

    ResponderEliminar