¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

26.1.10

A cabezazos con la pelota... al estilo romano antiguo

Aviso: Off topic...

La historia de los primeros años de Roma es la historia de una pequeña comunidad agrícola que a base de empujones a los vecinos se va haciendo sitio en el corazón de la Península itálica. Son tiempos de guerras vecinales, de campesinos que entre siembra y recolección cogían el escudo y la lanza, de rápidas escaramuzas contra las tribus de al lado y de expansión del horizonte romano.

De esta época son la mayoría de historias de héroes guerreros, de sobrios padres de familia que protagonizaron gestas sin par ante el enemigo, exaltando el carácter viril y belicoso de la roma republicana de los primeros siglos. Con los años, los ejemplos de personajes como Tito Manlio Torcuato o similares fueron la base de la educación patriótica de los jóvenes romanos.

Pues bien, esta mañana estaba yo leyendo el Confidencial.es y me he topado con una historia que, 2000 años después, viene a representar el mismo carácter peleón que tenían los romanos de hace 2000 años.

Se acercaba el Mundial de Italia 90, e Inglaterra se jugaba ante Suecia la clasificación para la cita mundialista. Era el 6 de septiembre de 1989, y los pupilos de Bobby Robson necesitaban no perder para jugar la fase final del Mundial. Los ingleses no defraudaron, logrando su pase, aunque con mucho sufrimiento. Pero nadie mejor que Terry Butcher para demostrar lo que costó conseguir la clasificación.




En los primeros compases de tan importante encuentro, el sueco Johnny Ekstrom (jugador que en la Liga española se dio a conocer por su paso por el Betis) golpeó con su testa al central inglés, provocándole una espectacular brecha en su frente. Los fisioterapeutas trataron de restañar con grapas la herida en la cabeza de Butcher, que decidió seguir jugando con un espectacular vendaje.

Según avanzaron los minutos, el combinado escandinavo comenzó a bombear balones al área para tratar de ganar el partido, ante lo que Butcher, central con un portentoso juego aéreo, comenzó a despejar esos centros para evitar el peligro en su meta. Tras varios impactos con el balón, su brecha se volvió a abrir, provocando que la sangre comenzará a brotar, cada vez más y más escandalosa con cada contacto con el esférico.

Butcher, en pleno fragor de la batalla, no sólo aguantaba estoicamente la lluvia de balones a su área, sino que, además, se encargó de jalear sus compañeros, animarlos y arengarlos para defender su meta. El partido finalizó con empate, resultado que daba la clasificación a los ingleses, y que sirvió para que Butcher pasara a ser admirado por todo un país por su entrega.



Esta fotografía ha sido seleccionada por los lectores de The Guardian como la mejor imagen de la historia del deporte inglés. La instantánea de Butcher con su cara y su camiseta ensangrentadas tras conseguir la victoria ante el conjunto escandinavo relata a la perfección el sufrimiento de todo un país por ver a su selección en la fase final del Mundial.

Ahora, en una entrevista concedida a la FIFA, sonríe al recordarlo: "Por aquel entonces, en el fútbol no había nada parecido a los derechos de imagen, es una pena, ¡porque esa foto mía al final del partido me hubiera valido una fortuna! Se dijo que fui valiente, pero cualquier inglés habría seguido jugando. De hecho jugué tres partidos con un peroné roto, sin darme cuenta, así que el golpe en la cabeza no fue para tanto...".



El central inglés se convirtió en uno de los héroes de su país tras este encuentro. Ocupó todas las portadas de los principales diario británicos -"Sangre y agallas" o "Sangre, sudor y lágrimas" fueron algunos de los titulares-, y paso a formar parte de la memoria colectiva como uno de los referentes de entrega y valor sobre un terreno de juego. Aún a día de hoy se recuerda la hazaña de Butcher como la de un jugador que lo dio todo para que su país disputara el Mundial de Italia 90.

Artículos relacionados:



¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.