¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

24.12.08

Navidad, ciencia e historia

A través del blog Caos y Ciencia, al que llego gracias al Sr. Caboblanco, descubro este interesante artículo de Mark Kidger, Doctor por la Universidad de Londres. Actualmente trabaja como Científico de Soporte para la Comunidad del Herschel Space Observatory y en el Instituto de Astrofísica de Canarias. En él realiza una interesante (aunque poco documentada) disección de los sucesos relacionados con la Navidad, tal y como son narrados en la Biblia, desde los Reyes Magos hasta la estrella de Navidad. Como lo he encontrado curioso, os lo presento...

¿Una estrella en Belén?


Por estas fechas, cada año la gente mira al cielo y se pregunta acerca de la Estrella de Belén, cuya imagen adorna nuestras casas y calles. Nadie que se levante al amanecer el día de Reyes puede no fijarse en una estrella brillante: el planeta Venus. A las siete de la mañana, está a treinta grados de altura en el sureste, cerca de otra estrella roja mucho más débil: el planeta Marte.

Al ver estos dos planetas, uno se pregunta si Venus podría ser la Estrella de Belén, sólo conocida por algunas breves referencias en el Evangelio de San Mateo.

Mateo 2,1 dice:
Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, unos magos llegaron de Oriente a Jerusalén, preguntando: «¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarlo. »

Más adelante, en Mateo 2,7, la estrella se menciona por segunda vez:
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos y averiguó cuidadosamente el tiempo transcurrido desde la aparición de la estrella.

Y, finalmente, en Mateo 2,9-10 se menciona dos veces más:

Después de oír al rey, se fueron. Y la estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos, hasta que vino a pararse encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella sintieron inmensa alegría.


¿Cuándo nació Jesús?

Hoy en día, sabemos que Jesús probablemente nació en el año 5 a.C., puesto que Herodes murió, casi con seguridad, a finales de marzo o principios de abril del año 4 a.C. Esto coincide con dos errores cometidos por Dionisio Exiguo al formular el calendario cristiano en el año 525. Dionisio calculó el año de la natividad a partir de las fechas de reinado de los emperadores de Roma, pero olvidó que César Augusto había mandado cuatro años con el nombre de Octavio y también omitió el Año Cero (justificable puesto que los romanos no usaban el número cero).

La fecha del día de Navidad es un accidente histórico. Se menciona por primera vez el siglo IV, aunque es posible que se celebrara desde mucho antes. Tradicionalmente, la iglesia cristiana se adaptó a las prácticas paganas existentes y las cristianizó. Desde antes de la fundación de Roma existía una fiesta celta muy popular, Sol Invictus (el Sol Invicto), que celebraba el día más corto y, con ello, la venida de días mejores. En vez de abolirla, la iglesia la adaptó a las prácticas cristianas.

La celebración de ese día era muy similar a la Navidad comercial del siglo XXI: se adornaban las casas con ramos verdes, se celebraban desfiles y comidas especiales y, sorprendentemente, se intercambiaban regalos; o sea, esa tradición no procede de los magos sino de ocho siglos, o más, antes.

Lucas comenta que los pastores vigilaban sus rebaños en las montañas, pero en Belén diciembre es un mes duro en el cual las ovejas habrían estado bajo techo y no pastando fuera. Los pastores seguramente vigilaban de noche los rebaños de marzo a mayo, cuando nacían las ovejas y su ayuda era imprescindible en los partos difíciles. Ese dato sugiere que Jesús nació en marzo o abril. De hecho, algunos expertos han sugerido que la posada llena indicaría que era la Pascua judía, que en el año 5 a.C. cayó en 21 de marzo.

¿Quiénes fueron los Reyes de Oriente?

Nótese que no se menciona nada ni sobre el aspecto de la estrella ni sobre los magos. No sabemos cuántos eran o de dónde procedieron. Y, desde luego, no dice por ninguna parte que fueran reyes. Se convirtieron en reyes en el canon eclesiástico el siglo VI. Tampoco se comenta cuántos acudieron a la cita, fue más de uno porque se usa el plural. Como llevaron tres regalos, se cree que fueron tres, pero representaciones de la natividad en iglesias muy antiguas muestran a veces dos, cuatro o hasta doce magos.

Aunque a menudo se supone que procedían de Babilonia, parece más probable que fueran persas y, probablemente, sacerdotes de la religión zoroastriana, llamados magos, con una fuerte tradición en la venida de un Mesías. Varias evidencias apoyan esta idea. Cuando Marco Polo atravesó el norte de Persia, los habitantes de Saveh le comentaron que los magos habían partido de su pueblo. Otros pueblos de la zona tienen una leyenda similar. Además, en las primeras representaciones de la natividad, pintadas sobre el siglo VI, los magos aparecen vestidos con la túnica y el pantalón persa.

Sin duda, e trataba de astrólogos que habían visto e interpretado algún fenómeno celeste que les llevó a Jerusalén. Siendo observadores del cielo, jamás se habrían dejado engañar por un planeta tan conocido como Venus. Hay que buscar otra explicación más probable, si es que la estrella realmente existió.

¿Qué fue la Estrella de Belén?

Jesús probablemente nació en el año 5 a.C., lo que descarta muchos fenómenos propuestos para explicar la Estrella de Belén. No fue el cometa Halley, puesto que su aparición, descrita por los chinos, fue el 12 a.C. En los siguientes veinte años, no se conoce ninguna observación de otro cometa espectacular. Además, los cometas solían asociarse con las muertes y los desastres; no con los nacimientos.

La estrella tuvo que ser visible durante un par de meses como mínimo. Que los magos vinieran de tan lejos como Persia y fueran astrólogos descarta eventos temporales como los meteoros y las observaciones de planetas; así como que fuera debida a la conjunción de dos planetas ya que estas suelen durar una o pocas noches.

No obstante, el año 7 a.C. se dio una conjunción especial de Júpiter y Saturno. Entre mayo y diciembre, los dos planetas se acercaron tres veces en el cielo (con una separación sólo el doble del diámetro de la Luna) en un baile de aproximación y alejamiento. Aunque poco espectacular visualmente, el fenómeno sucedió en la constelación de Piscis (los peces), y el símbolo de Jesús fue el pez. Observar un fenómeno del rey de los planetas en la constelación de los judíos habría sido muy significativo para unos astrólogos. El problema es que tuvo lugar con dos años de antelación. Si fue la estrella de los magos, no tenían ninguna prisa por ir a Belén. Se cree que fue un aviso de que algo iba a suceder con el Rey de los judíos, pero faltaba el signo definitivo.

En febrero del año 5 a.C., los chinos y coreanos afirmaron haber visto lo que parece haber sido una nova brillante en el sur de la constelación del Águila. Esta estrella pudo observarse durante al menos setenta días y habría aparecido en el este del cielo matutino. Este habría sido el signo que los magos llevaban esperando dieciocho meses y les habría indicado el nacimiento del Rey de los judíos.

Mateo comenta que la estrella iba delante de los Magos en su camino de Jerusalén a Belén. ¿Cómo pudo esto ser así? La respuesta es que, al igual que todas las estrellas, la nova habría salido cuatro minutos antes cada día. Si los Magos tardaron dos meses en llegar desde Persia a Jerusalén, una distancia de unos mil doscientos kilómetros, la estrella ya se habría visto en el sur al amanecer, justo la dirección de Belén desde Jerusalén. Así que, partiendo de Jerusalén al amanecer, la estrella les habría guiado a Belén.





¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com
¿Aprender historia y practicar inglés a la vez?

Puedes subscribirte al feed RSS del World History Journal
La historia no es tan sólo cuestión de fechas

Descúbrelo subscribiéndote al feed RSS sobre Historia de la Humanidad


3 comentarios:

  1. Una entrada muy interesante para estas fechas, repleta de información y datos.

    ResponderEliminar
  2. Os presento el siguente artículopor si fuera de algún interés

    http://allmistery.blogspot.com/2008/12/el-origen-de-la-navidad.html

    ResponderEliminar