¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

28.12.08

Sobre el teatro griego, lo obsceno y el origen de las palabras



Uno de los regalos que me han caido estas fiestas navideñas ha sido el nuevo libro de Philip Matyszak, "Ancient Athens on fice drachmas a day", que vendría a ser la continuación de "Ancient Rome on five denarii a day". Se trata de una divertida guía de viaje para el visitante de la polis griega del s. V aC. que vale la pena leer, por que a pesar de su aspecto de trivial librito turístico contiene un peculiar análisis de Atenas y los atenienses, de su estilo de vida y forma de hacer y pensar.

Pues bien, en el capítulo dedicado al teatro, he descubierto el orígen etimológico de la palabra obscenidad. Por lo visto, la sociedad ateniense, como todas en definitiva, estaba regida por toda una serie de rígidas convenciones socielaes acerca de lo que podía hacerse y lo que no, sobre lo que estaba bien visto y sobre lo que no era ni aceptable ni aceptado.

Como no podía ser de otra forma, estas convenciones afectaban también al teatro. Por poner un ejemplo, en las representaciones de tragedias y comedias de los antiguos atenienses, y supongo que griegos en general, no estaba bien visto que las escenas de sexo y violencia tuvieran lugar en el escenario. Para guardar la moralidad pública, estas tenían lugar fuera de la escena, o como diría Pericles, ob skena. Como podeis deducir, con el paso del tiempo esta palabra ha adquirido el significado que tiene hoy en día; según el Diccionario de la RAE:

obsceno, na.

(Del lat. obscēnus).

1. adj. Impúdico, torpe, ofensivo al pudor. Hombre, poeta obsceno. Canción, pintura obscena.

Lo que me sorprende es que ninguno de los diccionarios que he consultado recoge el origen etimológico griego, ni el de la RAE, ni el Merriam Webster. Sin embargo, creo que podemos darle todo nuestro crédito al Sr. Matiszak, que una vez más nos ofrece una interesante lectura, quizás no muy sesuda, pero sí entretenida.

Como conclusión, recordad que el historiador naturalista encuentra historia hasta en las palabras más cootidianas.


Saber más:





¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com
¿Aprender historia y practicar inglés a la vez?

Puedes subscribirte al feed RSS del World History Journal
La historia no es tan sólo cuestión de fechas

Descúbrelo subscribiéndote al feed RSS sobre Historia de la Humanidad


4 comentarios:

  1. Si l'etimologia grega no apareix en els diccionaris és perquè és un terme llatí. Segons el diccionari etimològic llatí d'Ernout-Meillet, encara que el seu origen no és gaire clar, sembla que el significat primitiu té relació amb el llenguatge de l'endevinació: 'que ve per l'esquerra' (aplicat a una au), és a dir 'de mal auguri'.

    Els meus millors auguris per al nou any, Ramiro.

    ResponderEliminar
  2. Lastima que no esta editado en castellano...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Antes que nada, quiero felicitarle por tan buen trabajo con respecto al blog. Lo sigo con asiduidad, y me encanta.

    En este caso, dejo mi rol de lector pasivo porque tengo una cuestión sobre esta entrada. No he tenido el gusto de leer el libro de sr. Matyszak, por lo tanto, tal vez, mi objeción sea insustancial.

    Al atribuir a la palabra "obscena" un origen griego, lo hace pensado en la unión de la preposición "ob" más la palabra "skené", que sin duda sí procede del griego. Sin embargo, creo que la preposición "ob" tiene su origen en el latín, y su significado sería “a causa de”, “por” o “ante”. Así pues, no encajaría con la propuesta de “obsceno” como “fuera de escena”.

    He intentado hallar la forma griega de la preposición “ob”, o algún otro significado que pudiera ajustarse. Pero no he tenido éxito. Por ello, no sé si será correcta la etimología de obsceno como (ob + skené o en latín “scaena”). Tal vez, “ob” no sea una preposición, sino parte de una raíz, que, al menos yo, desconozco.

    Por último, si todo esto fuera cierto, la palabra obsceno (obscenus) con el significado que le damos hoy en día, comenzaría a usarse en la época romana, y un griego como Pericles nunca la diría.
    Tal sólo tengo ligeros conocimientos del latín y del griego. Seguramente, se me escape algo que desmorone todos mis argumentos.

    De nuevo, enhorabuena por el blog.
    Y, ¡¡Feliz año nuevo!!

    ResponderEliminar