¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

1.8.07

Donde Leonidas perdió el paso... crónica de un paseo por las Termópilas

Extracto de un artículo que aparece en la edición de hoy de elPais.com


"¿El lugar exacto de la batalla? No sabría decirle, alrededor de aquí". Petros, el empleado de la gasolinera Thermopyla, hace un gesto vago con la mano manchada de grasa señalando más allá del modesto edificio en el que sirven unas comidas pertinentemente espartanas. Le preguntará mucha gente, sobre todo tras la película, 300. "Sí, bueno, les digo lo mismo, que no hay mucho que ver: el monumento a Leónidas, la colina... Se van desilusionados". Es cierto que la experiencia de visitar las Termópilas, donde en el verano del 480 antes de Cristo un pequeño contingente de guerreros de Esparta se ganó la gloria -y se dejó la piel- tratando de impedir el paso al Ejército persa invasor, puede resultar decepcionante para quien no vaya imbuido de espíritu épico y disponga de buenas dosis de imaginación.

De entrada, el lugar ha cambiado de manera desconcertante desde la antigüedad: ya no existe el angosto paso entre el mar y las montañas que es lo que le otorgaba su valor estratégico y que fue lo que permitió a Leónidas, el rey espartano, y su célebre tropa de mantos escarlata bloquear eventualmente la marcha de las huestes enemigas, provocando el primer gran atasco -mortal atasco- de la historia. Ahora, desde el pie de las vertientes del monte Calídromo hasta las aguas del golfo Málico se extiende una gran planicie, más de cinco kilómetros, creada por las tierras aluviales depositadas durante siglos por los ríos de la zona. En el actual escenario, todo el relato de la batalla resulta absurdo. Más aún porque la transitada carretera nacional de Atenas a Tesalónica discurre sobre el viejo paraje, sepultando el tráfago de los camiones el lejano eco de la marcha del ejército del Gran Rey...


>> Continuar con la lectura


La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com

5 comentarios:

  1. Hola ramiro,
    yo estuve en el 98 y es cierto que la visita decepciona un poco, ya que esperas encontrarte con un lugar mítico, y se parece más a la carretera N-II, altura Premià.

    Laura

    ResponderEliminar
  2. Si alguien tiene interés en obtener más información: http://www.lilliputmodel.com/articulos/fernando_boan/herodoto/herodoto.htm

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que eso es la Histroia, es pasado, es recuerdo, es imaginario...

    no se puede viajar y esperar ver algo más que lo que es, en tantos lugares ni siquiera hay monumentos...

    ResponderEliminar
  4. http://www.lilliputmodel.com/articulos/fernando_boan/herodoto/herodoto.htm

    ResponderEliminar
  5. el link queda cortado, termina así

    fernando_boan/herodoto/herodoto.htm

    ResponderEliminar