¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

24.3.08

Arqueólogos planean colorear la columna Trajana con luz


Colonna Traiana before the sunset, originally uploaded by m@rus.


Vía el blog de mi estimada Sra. Harrsch descubro esta interesante noticia, que libremente os traduzco del inglés y os completo con alguna aportación mía:

Arqueólogos italianos están considerando la posibilidad de utilizar un cierto tipo de iluminación para recrear los brillantes colores que en su tiempo recubrían la Columna Trajana en Roma, erigida en el 113 dC para conmemorar las victorias del optimus princeps hispano en las campañas militares de la Dacia.

El blanco pétreo de los templos y monumentos romanos es tan sólo el resultado del paso del tiempo, que ha acabado con la policromía original. El departamento arqueológico de Roma, conjuntamente con la compañía eléctrica Acea e investigadores de la Universidad de Roma, está ultimando los detalles técnicos para usar iluminación como forma de recuperar puntualmente (y de forma no agresiva sobre el mármol) la pintura y el colorido de la Columna, según noticia de la agencia de prensa italiana Ansa.

Según este plan la columna sería iluminada durante los fines de semana, únicamente unos minutos cada hora. La fecha de inicio está prevista para ... 2009 y formaría parte de un proyecto más ambicioso de iluminación de todo el Foro.

"Nada como la luz para aumentar nuestra comprensión", dijo Maurizio Anastasi, jefe de la oficina técnica del departamento arqueológico de la ciudad.

La Columna Trajana, ¿narración histórica o testimonio propagandístico?

En tiempos de Augusto existía la convicción de conquistar nuevos territorios hasta alcanzar una frontera natural estable que ejerciera de división entre el mundo civilizado y los bárbaros, que ocupaban un territorio sin civilizar y, por tanto, difícil de mantener. Persia, en cambio, era una excepción: un territorio interesante y civilizado, que tanto Craso como Marco Antonio habían fracasado en conquistar. La política expansionista de Trajano, a diferencia de la de Augusto, sí que contemplaba Persia, pero para llevar a cabo la conquista primero era necesario consolidar una retaguardia estable en el Danubio.

Una arriesgada misión que comportaba entrar en conflicto con los dacios —también llamados getas—, un pueblo formado al otro lado del Danubio, en la actual Rumanía, un estado bastante centralizado y con una civilización superior a la de las tribus vecinas, como los marcómanos o los sármatas. La conquista de Dacia era conveniente para la nueva política exterior de Trajano por razones políticas, estratégicas y económicas. Al invadir Dacia, Trajano consideraba el proyecto de crear en la parte oriental del Imperio una provincia fuertemente latinizada que se identificara con los valores de la romanidad. Esta guerra está reflejada en la Columna trajana, maravillosamente conservada en el Foro de Trajano en Roma, aunque los principales episodios
bélicos están exageradamente magnificados. Decébalo, el poderoso rey de los dacios, consiguió la alianza de algunas tribus germánicas y sármatas, reuniendo un ejército de unos 160.000 hombres. Trajano, por su parte, reunió a 120.000 y posteriormente consiguió reforzar las guarniciones defensivas.

La victoria romana en la primera guerra necesitó tres campañas. La segunda guerra finalizó en agosto del 106 y la conquista se realizó con muchas dificultades. Decébalo huyó hacia los Cárpatos y se quitó la vida al sentirse perseguido.


Artículos relacionados:


La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com


1 comentario:

  1. Buena idea. Otro motivo para volver a Roma

    ResponderEliminar