¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

26.5.09

El primer gran caso de un gran abogado


Un amable lector paraguayo, Alex Alvarez, me recuerda que todo gran profesional tiene un principio, que todo gran personaje histórico dá muestras de su brillantez en una primera ocasión: Este es el caso de Marco Tulio Cicerón, para algunos el más grande abogado de la historia. Nacido en el 106 aC, siguió una formación clásica y rápidamente encaminó sus pasos hacia el ejercicio de la abogacía, que inició a los 25 años de edad (más o menos como en la actualidad)... lo que sigue es el relato (de la wikipedia) de como Cicerón ganó su primer gran caso:

Cicerón empezó su carrera pública como abogado el año 81 a. C. Era un pleito civil en el que Publio Quincio, su cliente, reclamaba que se le entregara una herencia que retenía como propia un tal Nervo, aunque no conocemos el desenlace del caso.

Pero no fue sino hasta el siguiente año, el 80 a. C., cuando Cicerón obtuvo su primera oportunidad de intervenir en un juicio de alto interés público, al ejercer la defensa de Sexto Roscio por parricidio. La importancia del caso venía dada porque lo que estaba en juego eran las propiedades del difunto, pues dos de sus parientes y Crisógono, liberto próximo a Sila, habían logrado incluir al ya fallecido padre de Roscio en la lista de proscritos, y al acusar de parricidio al hijo le impedirían tomar la herencia.

Para enfrentar este caso, que tenía notorias implicaciones a pesar de que Lucio Cornelio Sila ya había renunciado a la dictadura, Cicerón dividió su argumentación en tres partes: en la primera, defendía a Roscio, demostrando que él no cometió el crimen; en segundo lugar, atacó a los presuntos culpables del delito -uno de ellos pariente de Roscio-, argumentando acerca de cómo el delito era culpa de ellos y no de su defendido; por último, atacó a Crisógono, declarando que el padre de Roscio fue asesinado para obtener sus propiedades a un bajo precio, remarcando al mismo tiempo que exoneraba de cualquier responsabilidad a Sila. La estrategia tuvo éxito, transformándose inmediatamente en un célebre abogado y orador.

En la serie Timewatch de la BBC dedicaron un capítulo a este trascendental caso. Os lo adjunto para que esta noche, en lugar de ver Escenas de Matrimonio u otros subproductos televisivos, disfruteis con un buen documental:



Saber más:


¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.