¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

22.7.07

La muerte de Cicerón

Extracto de la biografía de Cicerón, realizada por Plutarco en sus Vidas Paralelas. La traducción es un poco deficiente pero nos sirve para rememorar uno de los episodios más tristes de estos últimos momentos de la República. Dice así:

"Saltó, pues, en tierra Cicerón, y marchando a la quinta se acostó para descansar. Muchos de los cuervos se posaron en la ventana graznando desconcertadamente, y uno de ellos, bajándose al lecho donde Cicerón reposaba con la cabeza cubierta, le destapó la cara, retirando suavemente la ropa con el pico. Los esclavos que esto vieron tuvieron a menos el ser tranquilos espectadores de la muerte de su señor, y que una fiera le diera auxilio y cuidara de él cuando injustamente era maltratado, y ellos no hiciesen nada para salvarle, por lo que ya rogándole, y ya poniéndole por fuerza en la litera, volvieron a conducirle hacia el mar.

XLVIII. Llegaron en esto los matadores, que eran el centurión Herenio y el tribuno Popilio, a quien había defendido Cicerón en causa de parricidio trayendo consigo algunos satélites. Como hubiesen encontrado cerradas las puertas, las quebrantaron, y no encontrando a Cicerón, ni dándoles noticia ninguna de él los que allí habían quedado, se refiere que un mozuelo, educado por Cicerón en las letras y ciencias liberales, y que era liberto de su hermano Quinto, llamado Filólogo, dijo al tribuno que la litera marchaba por las calles sombreadas con árboles hacia el mar, con lo que el tribuno dio a correr a tomar la salida; pero sintiendo a este tiempo Cicerón que Herenio se acercaba corriendo por el camino que llevaba, mandó a los esclavos que parasen allí la litera. Entonces, llevándose, como lo tenía de costumbre, la mano izquierda a la barba, miró de hito en hito a los matadores, teniendo el cabello crecido y desgreñado, y muy demudado el semblante con la demasiada agitación y angustia, de manera que los más se cubrieron el rostro al ir Herenio a darle el golpe fatal, y se le dio habiendo alargado el mismo Cicerón el cuello desde la litera. Tenía entonces la edad de sesenta y cuatro años. Cortóle por orden de Antonio la cabeza y las manos con que había escrito las Filipicas: porque Cicerón intituló Filípicas las oraciones que escribió contra Antonio, y hasta el día de hoy aquellas oraciones conservan este nombre.

XLIX. Cuando estos miembros fueron traídos a Roma, se hallaba Antonio celebrando los comicios consulares, y al oír la relación y verlos, exclamó: “¡Ahora, que no haya más proscripciones!” Y la cabeza y las manos las hizo poner sobre lo que formaba barandilla en la tribuna. Espectáculo terrible para los Romanos, en el que no tanto era el rostro de Cicerón lo que veían como la imagen del ánimo de Antonio"

La historia de Antonio y de Cicerón es una historia de desencuentros a lo largo de toda una vida. Son personajes irreconcialiables. Este odio mutuo acaba por estallar cuando uno, Cicerón, publica una crítica acerada sobre el segundo en sus Filípicas. Si nos ceñimos a este hecho, el asesinato de Cicerón como respuesta a sus críticas a Antonio, nos encontramos ante un caso de limitación de la libertad de expresión.

Este texto me da pie a una reflexión acerca del secuestro de la última edición de una publicación satírica española. La revista el Jueves es de mal gusto, zafia, grosera y chabacana, pero tiene el derecho a opinar acerca de las Instituciones públicas españolas y sobre su realidad social y política. No aceptando ni el tono ni el contenido de los chistes gráficos y escritos de esta publicación, creo poco inteligente haber retirado su última edición, acto que lo único que consigue es darle aire publicitario a una revista humorística que poco a poco languidecía, por su poca tirada, en los quioscos.

Ramiro


La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com

5 comentarios:

  1. Hola, me encanta tu blog, sin duda es mi preferido entre los blogs de historia y lo leo a diario.
    Pero no escribo para tirarte flores sino para mostrar mi desacuerdo con tu crítica a la revista el Jueves, que es inteligente, mordaz, fresca y valiente.
    http://sandyday.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy bien que la leas. En materia de gustos no hay nada escrito. Pero a mí no me gusta nada. Su sentido del humor no me llega, ya que las ideas pueden ser buenas, pero la forma y el tono es tirando a cutrillo.

    Independientemente de que me guste o no, lo que no es inteligente es retirar este número de la circulación, ya que el efecto es el contrario del que se buscaba...

    ResponderEliminar
  3. Muy acertado, sí señor. Y creíamos que estábamos en una democracia, con libertad de expresión...

    ResponderEliminar
  4. pero,si le matan por un interes político,entonces una se podía gozar de una plena democrácia...
    es lo que e entendido hasta ahora,cuando acabe de leerlo ya llegare a algo....

    ResponderEliminar
  5. en verdad el senado de roma estaba lleno de corruptos y no se puede vivir en democracia de esa forma, Augusto fue el gobernante que mas hizo crecer a roma, y el limpio a todos los corruptos de su epoca

    ResponderEliminar