¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

4.10.07

Jesús, según el Judaismo

El judaísmo, religión en cuyo marco se desarrolló la predicación de Jesús, rechaza la creencia de que Jesús es Dios, ya que resulta incompatible con su estricto monoteísmo. Igualmente rechaza su identificación con el Mesías o como profeta.

En líneas generales, puede decirse que el judaísmo prestó escasa atención a Jesús de Nazaret. Sin embargo, un personaje llamado Yeshu (alt: Jeshu, Yeishu, en hebreo: יש"ו) es mencionado en antiguos textos rabínicos, entre ellos el Talmud de Babilonia, redactado en fecha anterior al año 600, y la literatura midrásica, de entre 200 y 700. El nombre es similar, aunque no idéntico, a Yeshúa, que es considerado por muchos autores el nombre original de Jesús en arameo. Además, en varios manuscritos del Talmud de Babilonia aparece con el sobrenombre "ha-Notztri", que puede significar "el Nazareno". Por este motivo, y por ciertas coincidencias entre la historia de Jesús conocida por los evangelios cristianos y la del Yeshu citado en el Talmud, algunos autores han identificado a ambos personajes. Existen, sin embargo, discrepancias sobre este punto.

>> Profundizar en la figura de Jesús desde la perspectiva del Judaismo

En los textos rabínicos, Yeshu es caracterizado desde un punto de vista muy negativo: aparece como un embaucador que empuja a los judíos a apostatar de su religión.


Artículos relacionados:


La nueva forma de entender la historia

www.historiaclasica.com

4 comentarios:

  1. Muy interesante los terminos utilizados en esta página... deberian de publicar una investigación sobre la "falsa muerte de Jesús" estaría muy bien para saber sobre que se basan las religiones para crear sus sistemas, eso seria muy bueno

    ResponderEliminar
  2. Hola, quisiera expresarles a todos ustedes.
    Al publica estos articulos como asegurando y afirmado que es así. Me llama muchisimo la atención de la expreción de una afirmació. A mi parecer debemos intruducirnos en la historia real del pueblo de Israel, para posteriormente dijarnos en el pueblo judio. No se si ustedes tienen antecedente de un grupo de israelita-judios, llamdos esenios de donde nace Jesus y que agracias a esta comunidad hoy se conseva los rollos de Qumram y que también los rollo de aviv,este último no se a dado ha conoce publicamente por razón que el estado de Israel de hoy los conserva como el testimonio real de los acontecimiento ocurridos durante el imperio romano en posición de Yerushalaim.
    Es muy lamentable que no se dice la verdad y hay mucha especulaciones frente al personaje de Jesus, si él mismo lo dice como judio que fue que la verdad es una sola y es la TORAH.
    Por favor, no discreminemos a esa persona que nunca atribuyo que era el mesias, si lograramos de entender cada dicho nos daremos cuenta que cada uno de nosotros tenemos el camino, la vedad y la vida.
    Que Adonai los ilumine con la luz de la sabiduria y los guie por el conocimiento.

    Juan Carlos Oliva Schayman
    Soy judio por que en mis vena corre sangre de mi pueblo.

    ResponderEliminar
  3. No debe de existir una falsa discusión en torno a la mesianidad o no de Jesucristo. En las dos páginas leídas se hace una interpretación errónea de las epístolas de Pablo. Jesús no es, en lo absoluto, un hombre que haya invitado a sus segui...dores a revelarse contra las escrituras de la Tanaj; muy al contrario, él invita a que se sigan sus enseñanzas y sus mandamientos. Sin embargo, el cristianismo, y más la Teología Dogmática de la Iglesia Católica, toma a Cristo como Hijo de Dios, a partir de la creencia de que al momento de ser bautizado por Juan en el Jordán, el Padre se revela diciendo que Jesús es su hijo muy amado en el que ha puesto sus complacencias; y como el mismo Dios, cuando el arcángel le dicta a María que le pondrá por nombre Emmanuel que significa Dios con nosotros. El cristianismo no desprecia al judaísmo, mucho menos lo condena. Tanto así que, el Papa, S. S. Juan Pablo II, le llama al pueblo judío nuestros queridos hermanos mayores. Entonces ¿por qué el judaísmo actual no reconoce en Cristo al Mesías? Pues por dos razones muy válidas: (1) las fuentes doctrinarias de Jesús en el judaísmo están en las tradiciones orales talmúdicas y no el Nuevo Testamento; (2) porque la creencia de que Jesucristo es Dios es un acto de la fe. Los judíos no creen en que Jesús es Dios, los católicos sí. ¿Podría haber otra razón? No. Si bien los judíos han mantenido su nacionalidad a pesar de su dispersión y creen fervientemente, aun, ser un pueblo elegido por Dios; los cristianos creen que ese pacto fue extendido en un mandato dado por Cristo a sus seguidores: id y predicar todas las naciones. El cristianismo, en toda la expresión del término, no duda en que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios; tampoco duda en que Dios sea sólo uno, sólo que ese Dios también es trino (se presenta en tres personas de la Santísima Trinidad); no cree, ni sostiene en ningún documento dogmático ni doctrinario, que el hombre, por sí mismo, sea malo (y que sólo convirtiéndose será bueno); acepta que el judaísmo y el Islam proponen al amor (la caridad) como un mandato; y, finalmente, la paz que llegará con el Mesías, siendo Cristo o no, no tiene porque ser entendida como el fin de la discordia, la guerra o el pecado, sino como la paz que Dios sólo es capaz de dar al espíritu.

    ResponderEliminar
  4. Nadie viene al Padre sino por mí. Yo soy el camino la verdad y la vida, dijo Jesús. RECUERDEN: cuando Jesús predicó su palabra fue su mismo pueblo quien lo increpó. A esos judíos que se negaban a aceptar al padre Jesús los llamó fariseos. Es evidente que en los textos rabínicos se habla mal del hijo de Dios, pues nunca aceptaron su verdad. Los judíos de aquella época querían preservar las tradiciones y detestaban a Jesús porque con milagros atrapa más personas y ponía en duda las creencias. RECUERDEN este pasaje bíblico, que pueden ver en Mateo 15, cuando a Jesús lo recriminaron por quebrantar la tradición de lavarse las manos.

    Entonces se acercaron a Jesús algunos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: 2 ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Pues no se lavan las manos cuando comen pan. 3 Y respondiendo El, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios a causa de vuestra tradición?

    Porque Dios dijo: ``HONRA A tu PADRE Y A tu MADRE, y: ``QUIEN HABLE MAL DE su PADRE O DE su MADRE, QUE MUERA. 5 Pero vosotros decís: ``Cualquiera que diga a su padre o a su madre: `Es ofrenda a Dios todo lo mío con que pudieras ser ayudado', 6 no necesitará más honrar a su padre o a su madre. Y así invalidasteis la palabra de Dios por causa de vuestra tradición.
    7 ¡Hipócritas! Bien profetizó Isaías de vosotros cuando dijo:
    8 ``ESTE PUEBLO CON LOS LABIOS ME HONRA,
    PERO SU CORAZON ESTA MUY LEJOS DE MI.
    9 ``MAS EN VANO ME RINDEN CULTO,
    ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS PRECEPTOS DE HOMBRES.

    Hay muchas tradiciones judías que son preceptos de hombres, no de Dios.

    Y así nuestro señor Jesucristo les respondió a los escribas y fariseos por no lavarse las manos cuando comen pan:

    Toda planta que mi Padre celestial no haya plantado, será desarraigada. 14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en el hoyo. 15 Respondiendo Pedro, le dijo: Explícanos la parábola. 16 Y El dijo: ¿También vosotros estáis aún faltos de entendimiento? 17 ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al estómago y luego se elimina? 18 Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. 19 Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias. 20 Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero comer sin lavarse las manos no contamina al hombre.

    Dijo Jesús, dejadlos; son ciegos guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en el hoyo.

    Y actualmente hay muchos ciegos, bastante orgullosos de poseer un conocimiento de hombres, que no aceptan a Jesús como el mesías.

    Cristo viene pronto. Ya lo verán. No serán ovnis, ni tecnologías ocultas para desaparecer personas. No. Será el mismo mesías que arrebatara su iglesia a los cielos. Y así lo expresó en su palabra: I Tes. 4:16-17

    "Porque el Señor mismo con voz de mando, con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado vivos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

    1 Juan
    Hijitos, es la última hora, y así como oísteis que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos; por eso sabemos que es la última hora. 19 Salieron de nosotros, pero en realidad no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron, a fin de que se manifestara que no todos son de nosotros. 20 Pero vosotros tenéis unción del Santo, y todos vosotros lo sabéis. 21 No os he escrito porque ignoréis la verdad, sino porque la conocéis y porque ninguna mentira procede de la verdad. 22 ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. 23 Todo aquel que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; el que confiesa al Hijo tiene también al Padre.

    ResponderEliminar