¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

23.11.09

¿Se puede saber qué es lo que buscaban los persas en Grecia?




Primeras horas tras la batalla de Platea. Los griegos se toman un respiro, y contemplan victoriosos el campo de batalla. La derrota del general persa Mardonio, lugarteniente del rey Jerjes, y de sus tropas ha sido total.

Pausanias, el general espartano al mando del ejército griego, visita el campamento persa, donde se regocija contemplando sus muchas riquezas. Entre ellas destaca el ajuar de Jerjes, su vajilla, platos y lujosas copas, que este había dejado a Mardonio, supongo para que celebrara de forma adecuada una hipotética victoria en Grecia.

La reacción de Pausanias ante tanta riqueza es muy característica de la forma de pensar de los lacedemonios...
LXXXII. Entonces corre la fama de que pasó un caso notable: dícese que al huir Jerjes de la Grecia, había dejado su propia recámara para el servicio de Mardonio. Viendo Pausanias aquel magnífico aparato, aquella tan rica repostería de vajilla de oro y plata, aquel pabellón adornado con tantos tapices y colgaduras de diferentes colores, dio orden a los panaderos, reposteros y cocineros persas de prepararle una cena al modo que solían prepararla para Mardonio. Habiendo ellos hecho lo que se les mandaba, dicen que pasmado entonces Pausanias de ver allí aquellos lechos de oro y plata de tal suerte cubiertos, aquellas mesas de oro y plata asimismo, aquella vajilla y aparato de la cena tan espléndido y brillante, mandó a sus criados que le dispusiesen una cena a la Lacónica, para hacer mofa y escarnio de la prodigalidad persiana. Y como la diferencia de cena a cena fuese infinita, Pausanias con la risa en los labios iba mostrando a los generales griegos llamados al espectáculo una y otra mesa, hablándoles así al mismo tiempo: «Llamaros he querido, ilustres griegos, para que vieseis por vuestros ojos la locura de ese general de los medos, que hecho a vivir con esa profusión y lujo, ha querido venir a despojar a los Lacones, que tan parca y miserablemente nos tratamos.» Así se dice que habló Pausanias a los jefes griegos.
Heródoto. Historia. Libro IX.

... en otras palabras, viendo el lujo de los manjares persas, y la austeridad de las viandas espartanas, Pausanias no podía más que preguntarse: ¡Pero qué narices andaban estos persas buscando en Grecia!!!



Artículos relacionados: La Batalla de Platea






¿Quieres saber más sobre Historia Clásica y Antigua?

Puedes subscribirte al feed RSS de www.historiaclasica.com


2 comentarios:

  1. En esta batalla los griegos fuerón lo suficientemente pacientes para aguantar la posicion en el campo de batalla, a pesar de que los persas estaban hostigando continuamente sus bases de aprovisionamiento. La clave de la batalla fue la simulación de una retirada por parte de los griegos, para más tarde embestir las desordenadas filas de los persas, que se quedarón estupefactos ante tal ardid táctico. Filipo II volvería a repetir una estratagema parecida frente a tebanos y atenienses en Queronea.

    ResponderEliminar
  2. Creo que buscaban más impuestos para hacer a la dinastía persa más rica. Al fin y al cabo el imperialismo antiguo no consistía en transmitir la propia cultura a los pueblos sometidos. Estos podían seguir con sus dioses y costumbres mientras pagasen impuestos.

    ResponderEliminar