¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

13.2.07

Alcibíades

La de Alcibíades es sin lugar a dudas una biografía convulsa y que no puede ser analizada si no es con los ojos de aquella época... cambios de bando y color... capacidad de liderazgo militar... junto con la biografía de Coriolano, su partenaire romano, configuran uno de los duetos más poliédricos de toda la obra de Plutarco...

I El linaje de Alcibíades sube hasta Eurísaces, hijo de Ayante, que parece contarse como su primer abuelo. Por parte de madre era Alcmeónida, hijo de Dinómaca la de Megacles. Su padre Clinias peleó gloriosamente en el combate de Artemisio, en nave armada a sus expensas, y murió después en el combate contra los Beocios, junto a Coronea. Fueron tutores de Alcibíades Pericles y Arifrón hijos de Jantipo, que tenían con él deudo de parentesco. Dícese, no sin fundamento, que la inclinación y amistad que le profesó Sócrates contribuyó mucho para su gloria, puesto que de Nicias, Demóstenes, Lámaco, Formión, y aun de Trasibulo y Terámenes, ni siquiera se sabe cómo se llamaron sus madres, mientras que de Alcibíades sabemos quién fue su ama de leche, que lo fue una Lacedemonia llamada Amicla, y que fue su ayo Zópiro, dándonos de lo uno razón Antístenes y de lo otro Platón. Acerca de la belleza de Alcibíades no hay más que decir sino que, floreciendo la de su semblante en toda edad y tiempo, de niño, de jovencito y de varón, le hizo siempre amable y gracioso; pues lo que dijo Eurípides, que en todos los que son hermosos es también hermoso el otoño, no es así, y sólo en Alcibíades y otros pocos se verificó por la finura y buena conformación de su rostro. A su voz dicen que le dio atractivo la rareza de su pronunciación, y que a su habla esta misma rareza la hacía muy graciosa. Hace mención Aristófanes de su rareza en aquellos versos en que zahiere a Teoro: Con murmurante acento Alcibíades me dijo luego: “¿Vistes a Teolo? Yo cabeza de cuelvo le apellido.” Murmuró así Alcibíades bellamente. Y Arquipo, haciendo también escarnio del hijo de Alcibíades, “tiene- dice- el andar de hombre afeminado, con la ropa arrastrando, y para que se le tenga por más parecido al padre, El cuello tuerce, y habla ceceoso.”

>> Leer el texto completo de la Vida de Alcibíades en la wikisource

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.