¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

7.2.07

Más ejemplos de uso arqueológico de Google Earth

Usando images por satélite de Google Maps y Google Earth, un programador italiano se ha tropezado con los restos de una antigua villa romana. Luca Mori estaba estudiando los mapas de su región colindante con su pueblo de Sorbolo, cerca de Parma, cuando se percató de una evidente forma ovalada, más sombreada que el resto del terreno y de más de 500 metros de longitud. Era la evidencia de un antiguo meandro fluvial, visible debido a que los antiguos cursos de agua atraen una mayor cantidad de humedad,
Además, se sorprendió al ver una extraña forma rectangular cercana. Sus análisis le llevaron a concluir que se trataba de la estructura de una construcción humana, y muy probablemente de una villa romana.
Mori, que describe su hallazgo en su blog, Quellí Della Bassa, contactó con arqueólogos, incluyendo expertos del Museo Arqueológico Nacional de Parma. Le confirmaron el hallazgo. Un primer análisis indicó que podría tratarse de una poblado de laEdad de Bronce, aunque posteriormente, la inspección corroboró que se trataba de una villa romana. "El hallazgo de Mori es muy interesante" sostiene Manuela Catarsi Dall'Aglio, arqueóloga en el Museo Arqueológico Nacional de Parma. Podría ser similar a otra villa que el mismo museo está actualmente excavando en Cannetolo di Fontanellato, y que también fue hallada accidentalmente en las obras de construcción del tren de alta velocidad.

Llevado por su entusiasmo, Mori abrió una web llamada
CyberArchaeologist.net, para explicar sus experiencias y dar salida a su recién adquirida pasión, pero dada su condición de programador informático en paro y el coste de mantenimiento de la página le han llevado a dejar de mantenerla...


1 comentario:

  1. parece q voy a ser el primero................
    bueno el progrma esta bonito pero t digo algo mientras no tengas una buena targeta de video no vas a cverlo q esperas

    ResponderEliminar