¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

17.5.07

La opinión de un lector sin casa ni pasta

Rompiendo todos los récords de lineas escritas por hora, un lector me hace llegar sendos comentarios a los posts sobre el deterioro de Roma y sobre la restitución de restos... como los he encontrado bastante cañeros y que aportan una visión interesante y divertida sobre estos temas, aquí os los detallo (para los que no leeis la concurrida sección de comentarios)...

Sobre el deterioro de Roma , Toninicasanipasta nos comenta lo siguiente:


El problema de la conservación del patrimonio arqueológico (excavado, claro) es inherente a la propia arqueología, de la misma manera que toda excavación conlleva una destrucción de lo excavado... Es triste, pero es así: una vez excavado, todo yacimiento se deteriora por mucho dinero que se invierta. ¿La mejor solución? Taparlo todo... o no excavarlo. Pero como que ninguna de las dos opciones convencen del todo, personalmente creo (y muy firmemente) que o se abandona la arqueología o bién se excava en extensión (y exhaustivamente) para luego RESTITUIR el yacimiento, siempre que se pueda y valga la pena. En caso de que la información sea parcial o de poca importancia considero que es plenamente justificado dedicarse a documentar los hallazgos mediante una excavación arqueológica y luego... destruirlo para dar paso a nuevos edificios, por ejemplo.
Lo malo es que todavía hay demasiadas reticencias hacia las restituciones. Y con razón: una mala reconstrucción de tal o cual edificio antiguo puede llegar a "desinformar" a todo aquel que lo vea. Pero para eso está, digo yo la posibilidad de marcar dónde se encuentra lo nuevo y dónde lo original.
Pero este es un debate que no suele llevar a ninguna parte... en todo caso a una confrontación entre eruditos. Sin embargo, hay que asumirlo: no se puede conservarlo todo. Hay que documentar, documentar y documentar y luego seleccionar lo que realmente vale la pena conservar.
No quiero yo el trabajo de quien tenga la responsabilidad de conservar algún yacimiento arqueológico, con sus problemas de consolidación y de sustento económico...

... con respecto a la restitución de restos arqueológicos a sus paises de origen, el mismo lector sostiene que:

Esta discusión es una estupidez, porque los museos sólo fomentan la adoración del hallazgo por encima de su valor arqueológico (como pieza de un gran puzzle para comprender el pasado) y su valor educativo. ¡Qué facil es, sin embargo, crear copias y enviarlas a otros museos! Cuestan dinero, claro, pero evitan tener que desprenderse de ciertas piezas que, de por sí, ya tienen un valor añadido por el hecho de encontrarse en tal o cual colección, como historia de la propia historia. ¿Qué más da que una parte de un friso esté aquí o allí, si la reproducción es fiel y permite entender el conjunto (la acrópolis de Atenas, por ejemplo) de cara al gran público? Los originales sólo deberían estar a disposición de los investigadores, que son los que realmente saben interpretar esos restos y aprovechar la información que puedan proporcionar. Y si las copias pueden dar lugar a una restitución (aunque hipotética, como el altar de Pérgamo, en Berlín), mejor que mejor.
En todo caso, devolver una pieza por devolver es tontería. Los grandes museos SIEMPRE podrán conservar mucho mejor sus fondos que otros museos de poca monta. Las piezas arqueológicas y artísticas, cuanto menos se muevan, mejor (para evitar desastres durante el transporte).

... y tú, ¿qué piensas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.