¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

19.6.07

Las mayores derrotas militares romanas

En su larga trayectoria guerrera, los romanos vivieron innumerables victorias, algunas de las cuales han pasado a la historia como ejemplos de la más grande habilidad militar. Vivieron también no pocas derrotas, algunas de las cuales supusieron una herida profunda e imborrable.

Sin embargo, en un ejercicio de autocrítica inimitable, los romanos fueron capaces de recuperarse de todas ellas, extraer conclusiones y mejorar sus planteamientos militares hasta convertirse en prácticamente invencibles.

En el post de hoy repaso brevemente 5 de las mayores derrotas sufridas por la República, período durante el cual se testeó y definió la maquinaria de guerra romana, y trato de extraer la lección que aprendieron en cada una de ellas.
  1. Batalla de Allia (387 aC): Esta es una de las más dolorosas de toda la historia romana, y viene a justificar el odio irracional que los romanos de épocas posteriores deparaban a todo celta o galo. Los senones, comendados por Breno, derrotaron a tan sólo 11 km de Roma a un ejército formado por ciudadanos latinos. Estos no sólo tuvieron que soportar cuantiosas pérdidas humanas, sino que su ciudad, carente de defensas, fue posteriormente saqueada. Conclusión: Los celtas pasan a ser considerados como un peligro, y Roma se cerciora de que la frontera con el enemigo, cuanto más lejos, mejor.
  2. Las Horcas Caudinas (321 aC): En este caso, la derrota tuvo consecuencias más simbólicas que no humanas. Los cónsules T. Veturio Calvino y Sulpicio Postumo condujeron erróneamente a sus tropas a través de un desfiladero donde les esperaban escondidos los samnitas. Derrota sin baño de sangre, pero que comportó la humillación de tener que pasar bajo el yugo. Roma tardaría tiempo en resarcirse anímicamente. Conclusión: En paralelo al proceso de tecnificación del ejército helenista del momento, del cual Filopemén será el máximo y último exponente, se evidencia la necesidad de tecnificar y formar a los mandos militares.
  3. Cannae (216 aC): Los cónsules Terencio Varrón y Emilio Paulo son derrotados por Aníbal Barca, en otro ejercicio de maestría táctica, que aún hoy se estudia en las academias militares. Según Polibio, murieron 70.000 soldados y 10.000 fueron capturados; Livio, Apiano y Plutarco limitan la cifra a "tan sólo" 50.000 bajas. En todo caso, esta fue sin lugar a dudas la derrota con más consecuencias en la historia de Roma: Por el número de bajas y por que obligó a la República a repensar toda su organización, estrategia y táctica militares. Sin Cannas, las legiones del Imperio hubieran sido probablemente muy diferentes... Conclusión: Como diría una famosa marca de neumáticos hoy en día, "la potencia sin control no sirve de nada"... lo de la legión entendida como un único bloque de escudos y soldados, basada en empujar y arrollar al enemigo queda fulminantemente abandonado... a partir de ahora, la flexibilidad y reactividad de los planteamientos tácticos pasarán a ser clave.
  4. Arausio (105 aC): Los Cimbrios y los Teutones resucitan el terror a una invasión gala (ver Batalla de Allia), al vencer al ejército de los cónsules CN. Malio Máximo y de Qu. Servilio Cepión en las cercanías del Ródano (la actual Provenza francesa). La principal consecuencia de esta derrota fue el auge de Cayo Mario como Primer Hombre de Roma, y que se constituyó en el auténtico reformador del ejército romano, introduciendo la profesionalización de la tropa. Conclusión: "Basta ya de amateurs!!", "ni un aristócrata inepto más metido a general de salón", "basta ya de soldados de fin de semana"... esto es lo que debía pensar Cayo Mario...
  5. Carrhae (53 aC): Hay quien sostiene que el fin de la República no comienza con el cruce del Rubicón por parte de César, sino con la muerte de Craso en la batalla de Carrhae, a manos de los partos. ¿Algunas consecuencias de esta derrota? Se perdieron las águilas de las legiones vencidas, y no se recuperaron hasta bastante más tarde, y fueron capturadas tropas que tras muchas vicisitudes llegaron a China, donde aún hoy viven descendientes suyos. Conclusiones: ¿Dónde estaba el límite de la expansión territorial romana? ¿Qué coste y qué riesgos tiene ir un paso más allá de las fronteras? Como Varo le demostró a Octavio Augusto, esta lección Roma sólo la aprendió a medias...


Noticias relacionadas: Grandes enemigos de Roma
  1. Espartaco, el primer revolucionario
  2. Decébalo, el gran resistente
  3. Mitrídates, el León del Ponto

9 comentarios:

  1. No es mi intención llevarle la contraria, pero Cayo Mario además de profesionalizar la legión también fue , en el 107 a.c., quién las flexibilizó creando las cohortes y los manípulos. Los manípulos la formaban 2 centurias de 80 hombres cada una. El truco fue dar a las centurias o a los manípulos la posibilidad de "desgajarse" del grueso de las tropas y comportarse como si fueran una mini-legión, es decir, sin perder su eficacia en defensa y ataque.
    Puedes ver más aquí:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Reformas_de_Mario

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón... en parte. No creo que el proceso de flexibilización de la legión fuera un proceso instantáneo, cuyo mérito sea exclusivo de Mario. Lo que sí es cierto es que el modelo de legión similar a un rodillo que empuja y aplasta sin más empezó a cuestionarse y ser modificado en Cannae. Creo que la principal aportación de Mario fue más en el sentido de decir "Señores, se acabó esto de ser un general de salón, a partir de ahora profesionalización y tecnificación"... tanto de la tropa como de los mandos. ¿Qué os parece a los demás?

    ResponderEliminar
  3. Excelente blog! hay que enlazarlo ya! saludos, luego te comento
    profeballa
    http://venezuelaysuhistoria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. dentro de las consecuencias luego de Cannae, creo q falto mencionar el auge proximo de los Emilio Scipiones...

    Ademas se que estas son a vuestro juicio las cinco mayores derrotas, pero como lo mencionas las Legiones de VARO (es una gran ausencia), antes de ello las derrotas ante Pirro, y otras varias hacia los fines del Imperio, (no recuerdo ahora el nombre de un Emperador que se tuvo que rendir ante un Emperador Persa)
    Entonces, creo que este post o ranking se queda demasiado en la Republica.

    ResponderEliminar
  5. Es una primera tentativa de lista, que no pretende ser exhaustiva ni académica. En ella me centraba en grandes derrotas del período republicano, ya que entiendo que se corresponde con la fase "formativa" del ejército romano... como veo que os resulta interesante el tema, os voy a proponer una encuesta para que me ayudeis a destacar la más importante.

    ResponderEliminar
  6. Excelente información.

    Habría que agregar la derrota en los bosques Toitoburgo (No estoy seguro si se escriba así) cuando se perdieron tres legiones.

    O bien agregar las victorias inútiles del ejército romano, como la acaecida en contra de Atila el azote de Dios. Se ganó en los campos catalaunicos pero se perdió la mitad del imperio.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. y teutoburgp??¿?¿??¿ donde fueron exterminadas 3 legiones enteras, y trebia, trasimeno o cannas???¿ fatal...

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. ¿y la batalla del bosque de teutoburgo? donde fueron exterminadas 3 legiones y se perdieron 2 aguilas, tambien falta trasimeno y trebia

    ResponderEliminar