¿Conoces nuestra red de blogs?: Historia Clásica + Biblioteca clásica + Historia de la Humanidad

4.7.07

Vidas paralelas: Lisandro

Plutarco nos trae hoy al vencedor de los atenienses en Egospótamos. Al mando de los espartíatas, tomó Atenas y dió por finalizada la fatal guerra fratricida entre los griegos.

I. El tesoro de los Acantios tiene en Delfos esta inscripción: Brásidas y los Acantios, vencedores de los Atenienses. Por esta causa piensan muchos que la estatua de piedra que hay dentro del templo, junto a la puerta, es de Brásidas, siendo así que es un retrato de Lisandro, con gran cabellera a la antigua, y con una barba muy crecida, pues no por haberse cortado el cabello los Argivos, por luto, después de una gran derrota, lo dejaron crecer los Esparciatas, tomando la contraria ensoberbecidos con la victoria, que es la opinión de algunos; ni tampoco adoptaron esta costumbre de usar cabello largo, a resulta de haberles parecido despreciables y feos los Baquíadas, que de Corinto se acogieron a Lacedemonia, por tener el cabello cortado, sino que ésta fue también institución de Licurgo, de quien se refiere haber dicho que el cabello a los hermosos les daba más gracia y a los feos los hacía más terribles.

>> En la wikisource puedes leer el resto de la biografía de Lisandro

1 comentario:

  1. De la wiki y de Plutarco rescato este pasaje: "Estando allí acampado el ejército, se dice que, refiriendo un Focense el combate a otro que no se halló presente, expresó haberles acometido los enemigos cuando Lisandro acababa de pasar el Hoplites, y que, como se maravillase un Espartano, amigo de Lisandro, y preguntase cuál era el que llamaba Hoplites, pues no conocía el nombre, el otro había respondido: “Allí donde los enemigos dieron muerte a los primeros de los nuestros, porque al arroyo que corre junto a la ciudad le llaman Hoplites”; lo que, oído por el Espartano, se echó a llorar, y exclamó: “¡Cuán inevitable es al hombre su hado!”; pues, según parece, se había entregado a Lisandro un oráculo que decía así: Te prevengo que evites, diligente, el resonante Hoplites y el doloso terrígena dragón que a traición hiere".

    Por otra parte para los que se interesen de cómo Lisandro tomo Atenas, es imprecindible reconocer el papel del vilipendiado Alcibiades, veanse cap IX al XIV

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.